La propuesta de CSIF sobre Registro civil se abre paso en las primeras propuestas de los grupos parlamentarios en esta legislatura
Con la nueva legislatura se ha registrado una proposición de reforma de la Ley 20/2011 en la que el Registro civil se queda en la Administración de Justicia gestionado por los Cuerpos de funcionarios de Justicia en exclusividad. Asimismo, se mantienen las oficinas de Registro civil allá donde se encuentran actualmente incluidas las de los Juzgados de Paz.
20 de Enero de 2020

CSIF insta al Ministerio y a los grupos parlamentarios para que se impliquen en el desarrollo de esta proposición de ley y den solución definitiva a 9 años de incertidumbre. En la proposición de ley se dice expresamente lo siguiente:

“Disposición Adicional Primera. Ubicación y dotación de las Oficinas. (del Registro civil se entiende)

1.- Las Oficinas del Registro civil mantendrán su ubicación en las mismas localidades en que se encuentran las sedes de los actuales Registros civiles Municipales y de Paz. La Oficina del Registro civil central y las Oficinas del Registro civil Consulares mantendrán sus actuales sedes.

2. Los puestos de trabajo de las Oficinas del Registro civil solo podrán ser cubiertos por personal de los Cuerpos de funcionarios al servicio de la Administración de Justicia y se ordenarán de acuerdo con lo establecido en las correspondientes relaciones de puestos de trabajo.”

Según se establece en la proposición de ley las relaciones de puestos de trabajo del Registro civil se determinarán por las CCAA o el Ministerio según la distribución de competencias en materia de personal. Asimismo, se establece que serán los Letrados de la Administración de Justicia los Encargados del Registro civil conforme a las relaciones de puestos de trabajo que se establezcan y que los Jueces de Paz mantienen las funciones que actualmente desarrollan en esta materia. Por otro lado, se establece la obligatoriedad de una aplicación informática única para todo los Registros civiles. En relación con el régimen transitorio se garantiza que todo el personal que actualmente está asignado a un Registro civil se mantiene en sus puestos de trabajo a la espera de la implantación de la rpt correspondiente.

Para CSIF, de lograrse ambos objetivos, se estaría reconociendo el trabajo y la lucha de todos los funcionarios de Justicia en defensa del Registro civil. No obstante, aún queda mucho camino por recorrer:

  • Por un lado, está en manos del resto de fuerzas políticas y del Ministerio que esta reforma salga adelante. Por este motivo CSIF ya ha iniciado los contactos para que el Ministerio y los Grupos parlamentarios se impliquen en el desarrollo de esta proposición de ley.
  • Por otro, hay cuestiones muy importantes que deberán ser objeto de negociación colectiva posterior como el establecimiento de las relaciones de puestos de trabajo en la que se incluye la atribución de funciones y la retribución de cada puesto.

Aun siendo positiva, para CSIF esta proposición de ley puede mejorar su redacción en aras de un mejor Registro civil y una mejor prestación del servicio público.

  • La ley no puede dar la espalda a lo que ocurre en muchas oficinas de Registro civil donde el personal asume funciones por encima de las establecidas en una normativa obsoleta. Hay que reconocer en la ley el trabajo realizado y poner en valor el potencial de los Cuerpos Generales de Justicia en el Registro civil de una vez por todas incluidos los Juzgados y Agrupaciones de Paz dotadas con personal de Justicia.
  • Quedan cuestiones como los expedientes de matrimonios y las nacionalidades sobre las que CSIF va a seguir reivindicando el papel que nunca debieron perder los Registros civiles ante el fracaso de su externalización.