CSIF exige al Ministerio de Sanidad que lidere un pacto de Estado ante la situación de emergencia del Sistema Nacional de Salud
- Los servicios de salud prescinden de más de 51.000 empleos en plena campaña de vacunación por la gripe y ante la llegada del mal tiempo
- Colapso de la Atención Primaria, saturación de las urgencias, incremento de las listas de espera y déficit de profesionales, principales problemas en el conjunto de las comunidades autónomas: CSIF participa en protestas en toda España y pedirá el amparo del Defensor del Pueblo
- La Sanidad requiere un plan de empleo con 289.000 nuevas plazas entre 2021-2031 para equipararnos a la media de la UE
21 de Noviembre de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, se ha dirigido formalmente al Ministerio de Sanidad para impulsar un pacto de Estado que permita afrontar la grave situación de emergencia por la que atraviesa el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Colapso de la Atención Primaria (hasta 15 días de demora), saturación de las urgencias, incremento desmedido de las listas de espera y déficit generalizado de profesionales (especialmente en Medicina de Familia, Pediatría y Enfermería), falta de planificación y de sustituciones son los principales problemas que afectan en mayor o menor medida a todas las comunidades autónomas. Además, creemos que el plan de Atención Primaria impulsado por parte del Gobierno no es eficaz.

CSIF está participando en las diferentes protestas y conflictos planteados en todas las comunidades autónomas de uno y otro color político. Por este motivo, entendemos que, desde el respeto a las competencias que establece la Constitución, el Ministerio de Sanidad debe asumir su papel de liderazgo para revertir esta situación.

Además, CSIF buscará el amparo del Defensor del Pueblo ante el recorte del derecho fundamental a la protección de la salud por la dejación de responsabilidades por parte de los responsables políticos, tanto de las comunidades autónomas como del Gobierno Central.

Y es que, según datos recabados por CSIF procedentes de la Seguridad Social, las comunidades autónomas han prescindido de 51.327 empleos a lo largo de los meses de septiembre y octubre (11.550 en septiembre y 39.777 en octubre) coincidiendo con la campaña de vacunación de la gripe y la llegada del mal tiempo, con el incremento de patologías respiratorias que acarrea esta estación y la consecuente presión asistencial.

CSIF denuncia la grave irresponsabilidad de las diferentes administraciones que prescinden de profesionales después de que se hayan minimizado los efectos del covid con la generalización de las vacunas. La llegada de la pandemia puso de manifiesto que nuestra sanidad estaba en precario y esta destrucción de empleo nos indica igualmente que nuestros gobernantes no han aprendido nada. Por eso exigimos que Sanidad afronte esta situación con liderazgo. El SNS requiere de un plan de recursos humanos y un plan de choque para afrontar estas situaciones, que pasaría por el citado Pacto de Estado para salvar al SNS.

REFUERZO DE PLANTILLAS

Desde la irrupción de la pandemia, CSIF ha reclamado un refuerzo generalizado de las plantillas. La Sanidad requiere de un plan estratégico a 5-10 años para situarnos en la media europea. Las diferencias con la UE arrojan un déficit de 130.000 profesionales de Enfermería, 1.250 matronas, 1.100 pediatras y 44.000 TCAES y 29.500 médicos de Atención Primaria. Asimismo, calculamos que haría falta contratar 176.000 plazas de otras categorías como psicólogos clínicos, fisioterapeutas o trabajadores sociales, entre otro personal del conjunto de la Sanidad.

Para ello, es preciso un incremento de la financiación del gasto sanitario. En España se invierten 2.027 euros por persona, mientas que la media de la Unión Europea es de 2.746 euros.

Por su parte, el presupuesto de 176 millones destinado a la implementación del Plan de Acción de Atención Primaria en los Presupuestos Generales de 2023 está muy lejos de las necesidades reales. Así, entendemos que es necesaria una inversión de 4.000 millones para garantizar la implantación del marco estratégico, para subsanar el déficit estructural de personal y para la equiparación de recursos humanos de todas las categorías profesionales a la media de la Unión Europea.

La situación de precariedad y eventualidad laboral a la que están sometidos los profesionales también está llevando a que muchos de nuestros sanitarios (cuya formación profesional está entre las mejores del mundo) tenga que salir de España en busca de unas condiciones laborales dignas.

ATENCIÓN PRIMARIA

CSIF realizó una encuesta sobre condiciones laborales del colectivo de Atención Primaria en abril de 2021 y un 98,2 por ciento de los profesionales nos reclamaba un refuerzo urgente de plantillas y de medios. La inmensa mayoría atribuye las carencias a la situación de abandono y lamentaban la falta de refuerzos y de cobertura de incapacidades temporales o permisos por vacaciones. Esta situación les está pasando factura psicológica y un 64,4 por ciento reconoce sufrir el síndrome de profesional quemado.

Desde CSIF se han trasladado propuestas a los partidos políticos entre las que se encuentran incluir una partida presupuestaria para equiparar las ratios de personal con la media de la UE, adecuar las plantillas a las necesidades reales de la población, para la creación de plazas de Enfermería Pediátrica y convocatoria de procesos extraordinarios de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria.