CSIF exige al Gobierno una estrategia nacional, más efectivos y una normativa laboral básica frente a los incendios
- Reunión hoy, jueves, a las 12.00 horas con el secretario de Estado de Medio Ambiente para analizar la crisis de los incendios forestales
- Es necesaria una mayor coordinación entre Gobierno, CCAA y Ayuntamientos para que la lucha sea más efectiva
21 de Julio de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, exigirá mañana al Gobierno que elabore una estrategia nacional -en coordinación con las CCAA y Ayuntamientos- para luchar contra los incendios forestales, así como un aumento de los efectivos y la redacción de una norma laboral básica que reduzca las diferencias salariales y unifique criterios de formación y prevención.

Así se lo trasladará el CSIF al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, con quien se reunirá mañana a las 12.00 horas en la sede del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico. El sindicato presidido por Miguel Borra exigirá que se desbloquee la elaboración del Estatuto Básico de Bomberos Forestales y la Ley Básica de Agentes Medioambientales.

Estas leyes homogeneizarán ambas profesiones en todos los territorios, darán estabilidad laboral, mejorarán la dotación de medios, la salud y la prevención laboral, y terminarán, en general, con la disparidad en los procesos de formación y de sueldos. Se da la circunstancia de que las categorías profesionales (bomberos, agentes y celadores forestales, cuadrillas, etc.) no son las mismas en todas las comunidades autónomas, y tampoco las retribuciones salariales, cuya horquilla oscila aproximadamente entre los 1.000 euros y 1.600 euros.

En este sentido, CSIF trasladará al secretario de Estado de Medio Ambiente que elabore un ‘Libro Blanco’ para conocer en detalle los efectivos y recursos con los que cuenta cada administración, y determinar los criterios de coordinación y colaboración entre Gobierno central, CCAA, ayuntamientos y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para no perder el tiempo en cuestiones burocráticas mientras el fuego devora nuestros bosques y se cobra vidas humanas.