CSIF convoca una concentración de los funcionarios de prisiones ante las agresiones graves registradas los últimos días
- Este jueves, 14 de julio, a las 12.00 horas, delante de la Delegación de Gobierno de Madrid. Calle Miguel Ángel, 25.
- El sindicato denuncia el abandono que sufren los y las trabajadores penitenciarios y pide más medios materiales y humanos
14 de Julio de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, y ACAIP-UGT han convocado a los trabajadores penitenciarios a una concentración hoy jueves, 14 de julio, a las 12.00 horas, delante de la Delegación del Gobierno en Madrid, en protesta por las agresiones graves sufridas recientemente por este colectivo.

Algunas de estas agresiones han sido especialmente graves, y han puesto en serio riesgo la integridad física, como la ocurrida el pasado 1 de julio, cuando un interno del Centro Penitenciario Murcia II atacó a un trabajador con la tapa de una lata de conservas causándole un corte en el cuello.

Tan solo cuatro días después, tres funcionarios del Centro Penitenciario de Picassent (Valencia) tuvieron que recibir asistencia hospitalaria (uno de ellos con rotura de pómulo y tabique nasal y con un ojo afectado) tras sufrir una agresión por un interno experto en artes marciales. Otro trabajador de Centro Penitenciario de Madrid VII (Estremera) también resultó herido con contusiones en la cabeza de diversa consideración tras sufrir el ataque de otro recluso.

Los datos de CSIF y de ACAIP-UGT muestran que todas estas agresiones no son incidentes aislados, ya que el pasado año se registraron una media de 456 incidentes regimentales graves o muy graves; mientras que este año se sitúa en 280 hasta el 31 de mayo (último dato disponible).

CSIF denuncia la falta de medios materiales y humanos (hay más del 58% de vacantes de médicos lo que dificulta la atención de enfermedades mentales cuando el 30% de internos padece alguna de estas patologías), y la falta de formación y la visión parcial de la realidad penitenciaria del Gobierno. Por último, el sindicato presidido por Miguel Borra también denuncia el parón en la elaboración de la ley de Función Pública Penitenciaria, que incluirá mejoras de las condiciones laborales de los empleados públicos penitenciarios. CSIF exige además al Gobierno que habilite los medios y recursos suficientes para garantizar promoción y estabilidad laboral, prevención de riesgos laborales, un protocolo específico de actuación frente a agresiones, formación especializada y la implantación del teletrabajo.