CSIF exige que los contratos del refuerzo por Covid continúen como plantilla estructural de la Sanidad
- Ante el incremento de los contagios y la vacunación de la tercera dosis
-Urge reforzar plantillas durante el plan invernal ante la previsión de ingresos por complicaciones respiratorias derivadas de la gripe
22 de Noviembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, exige que los contratos de refuerzo por Covid permanezcan como plantilla estructural de la Sanidad ante el aumento de la incidencia de casos por cada 100.000 habitantes y la evolución de la pandemia.

Desde CSIF, consideramos que estos contratos de refuerzo deben transformarse en estructurales para formar parte de las plantillas orgánicas de los hospitales, centros de salud y unidades de urgencias y emergencias donde el personal desempeña su trabajo.

Es cuestión de adelantarse a las necesidades asistenciales en la época invernal, ante futuras olas de frío. Para CSIF, la renovación del colectivo permitiría:

-Reforzar plantillas durante el plan invernal ante la previsión de ingresos por cuadros de complicaciones respiratorias derivadas de la gripe, el aumento de ingresos por bronquiolisis en Pediatría.

-Reforzar unidades/servicios como las Urgencias Hospitalarias, con mayor demanda asistencial, ante la infrautilización de los centros de salud y servicios de urgencias de atención primaria (cerrados desde el inicio de la pandemia en algunas comunidades autónomas, como Madrid), así como la disminución de la atención presencial (con esperas de hasta más de 1 semana para citas en atención primaria, en muchos casos).

-Planificar y ejecutar un plan de acción para disminuir las listas de espera diagnósticas y quirúrgicas.

-Retomar el seguimiento de pacientes más vulnerables con patologías crónicas, frenado durante la pandemia.

-Apoyar aquellas unidades que han soportado el peso de la pandemia cuyos profesionales están agotados y en muchos casos han generado horas de exceso.

-Facilitar el descanso navideño, las coberturas de permisos e incapacidades temporales de los/as profesionales.

En este sentido, rechazamos que 50.000 sanitarios/as cuyos contratos peligran a finales de año y que son enfermeros/as, médicos/as, (técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (Tcaes) y celadores.

Así no se fideliza y se evita la marcha de nuestros profesionales, en primera línea en la lucha contra el Covid, y que son la base para el funcionamiento de un sistema de salud público de calidad.