CSIF solicita al Ministerio de Sanidad que aborde de forma integral la problemática de los Celadores/as
15 de Julio de 2021

El pasado 28 de junio se remito escrito al Ministerio de sanidad solicitando la creación de grupo de trabajo para actualizar las funciones de los celadores.En dicho escrito solicitimos la revisión y reformulación de las funciones de la categoría de Celador, por lo que el sindicato las considera desfasadas y obsoletas. .Estos cambios deben producirse de forma transitoria para no menoscabar los derechos de los celadores/as que actualmente prestan servicios en el Sistema Nacional de Salud, según precisa el sindicato. Desde CSIF subrayamos la necesidad del reconocimiento de la figura y de la importante labor de los celadores/as, como se ha puesto de manifiesto también durante la pandemia.

Ante la carta remitida al Ministerio la repuesta que obtuvimos fue solo un formalismo institucional sin dar una respuesta al colectivo.

Hoy hemos registrado un escrito ante la repuesta recibida

En dicho escrito destacamos la profundidad y amplitud del análisis de la problemática de la Categoría que realiza ante la repuesta recibida por el Ministerio de Sanidad.

Mencionamos la profundidad a causa de la acertada alusión a los equipos multidisciplinares, “metodología” de trabajo de rabiosa actualidad en contraste con la regulación funcional de cada uno de los miembros de ese mismo equipo. No podemos dejar de resaltar que, a pesar de colaboración y coordinación entre los integrantes del equipo, cada uno de éstos cumple y desarrolla una función. Cada profesional del equipo de trabajo, por ejemplo, en una Unidad del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, desempeña un rol y ¿qué sucederá cuando el/la celador/a no sepa cómo movilizar a un paciente con patología medular y no causarle daño alguno con su actividad laboral?. Según subyace de su rescrito, la atención integral del enfermo, requerirá la coordinación del equipo de trabajo siendo los otros miembros, por tanto, los que suplan la impericia del profesional menos capacitado. Evidentemente, cuando el celador/a sea el más experimentado del equipo de trabajo (a pesar su Certificado de escolaridad o equivalente, como requisito para desempeñar su profesión) será el que complemente la, supuesta, falta de pericia del facultativo especialista en su primer día de trabajo, o del Graduado en Enfermería en su primer contrato en esa Unidad de patologías medulares.

Y aludimos a la amplitud de su análisis en cuanto al “orden a mejorar la calidad, eficacia y eficiencia de los servicios asistenciales, se deben establecer los indicadores necesarios que permitan fijar las necesidades globales de los profesionales”, y en cuanto a que “aquellas propuestas que los agentes sociales formulan a este Ministerio de Sanidad, son valoradas y analizadas convenientemente en los foros que corresponde.”

Nos congratula encontrarnos dentro de ese vasto espectro de valores plasmados en su respuesta:

- Como CSIF, organización sindical representativa a nivel nacional y autonómico, no podemos desear otro aspecto tal como mejorar la calidad, eficacia y eficiencia de los servicios asistenciales así como ayudar a la Administración a establecer los indicadores que den luz a las necesidades de los profesionales. Sin olvidar sus derechos.

- Como agente social, igualmente por organización sindical altamente representativa, formulamos propuestas e ideas en relación a la problemática de una categoría profesional. No observamos mejor foro que el Ministerio de Sanidad y sus Altos Cargos, uno de ellos titular de la Dirección General de Ordenación Profesional que, entre sus funciones según el R.D. 735/2020, de 4 de agosto, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Sanidad, y se modifica el R.D. 139/2020, de 28 de enero, por el que se establece la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales, destaca la de “efectuar propuestas de normativa básica sobre formación y ordenación de las profesiones sanitarias y recursos humanos del Sistema Nacional de Salud”.

Recientemente, el día 13 de julio, en la última mesa Sectorial del Ámbito del Ministerio de Sanidad hemos vuelto a expresar las preocupaciones y anhelos del colectivo profesional de los Celadores y Celadoras del Sistema Nacional de Salud en la Mesa Sectorial del Ámbito del Ministerio de Sanidad buscando más profundidad y más amplitud en el compromiso Ministerial en la consecución de un Equipo de Trabajo en el que todos sus miembros tengan una formación, funciones y responsabilidades acordes a la asistencia sanitaria del Siglo XXI.

Por ello, reiteramos la petición del anterior escrito dirigido a la Sra. Ministra de Sanidad abordando de una forma integral la problemática de la Categoría de Celador/a en el SNS, así como la creación urgente de los grupos de trabajo para desarrollar las funciones, obsoletas, de este colectivo en el conjunto de los Centros del SNS.