Miles de investigadores españoles denuncian cambios retroactivos en las reglas de evaluación: CSIF presenta una queja al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades
- Caídas de la aplicación informática bloquean las solicitudes de sexenios a cinco días que finalice el plazo
07 de Febrero de 2024

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha dirigido una queja formal al secretario general de Universidades por los cambios en los criterios de evaluación de los sexenios en el campo de la investigación española.

CSIF se hace eco de las miles de denuncias recibidas por parte del personal docente e investigador de las universidades públicas, así como del personal que presta servicio en los Organismos Públicos de Investigación (CIEMAT, CSIC, Instituto Carlos III, entre otros) por la última convocatoria de Sexenios de Investigación, cuyo plazo concluye el próximo 12 de febrero.

Además, la aplicación informática del Ministerio de Ciencia, a escasos días de que concluya este plazo de solicitud, está sufriendo numerosas ‘caídas’ y errores de funcionamiento, lo que ha provocado un revuelo en las redes sociales. De hecho, CSIF ha confeccionado una web de ayuda donde estas personas nos están trasladando sus quejas https://sites.google.com/view/sexenio-investigacion-2023/inicio.

En concreto, el colectivo de investigadores traslada su preocupación por los cambios retroactivos en los criterios de evaluación, incongruencias en los diferentes apartados, ‘listas negras’ de publicaciones científicas, indefinición del proceso de baremación o el endurecimiento de los criterios.

Los investigadores lamentan que, después de 6 años aportando su trabajo conforme a los criterios establecidos en su momento, el ministerio haya cambiado ‘las reglas del juego’ en los últimos dos meses.

Por este motivo, CSIF se ha dirigido al secretario general de Universidades para mantener una reunión urgente con el objetivo de aclarar dificultades, incertidumbres y una posible indefensión para el personal docente e investigador de las universidades y de los OPIs de cara al reconocimiento de sus sexenios de investigación.