Más de 6.000 médicos/as y 7.000 enfermeros/as se quedan sin plaza para acceder a la especialidad, pese a las necesidades de la Sanidad
- CSIF reclama aumentar las plazas y mejorar las condiciones laborales para evitar la fuga de personal sanitario: esperamos iniciar las reformas que requiere el sistema tras la reunión con la nueva ministra
- Tres de cada diez médicos de Primaria están a las puertas de la jubilación
18 de Enero de 2024

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclama aumentar las plazas de Formación Sanitaria Especializada (FSE) en los próximos años para comenzar a solucionar los graves problemas que amenazan a nuestro Sistema Nacional de Salud, con una Atención Primaria y las urgencias hospitalarias saturadas en todo el país, como se ha puesto de manifiesto con la epidemia reciente de infecciones respiratorias.

El pasado sábado se celebró en toda España el examen de Formación Sanitaria Especializada en Medicina, Farmacia, Enfermería, y de las titulaciones de Química, Física, Biología y Psicología. En total se presentarán 30.066 aspirantes para acceder a las 11.607 plazas.

En el caso específico de la prueba para Medicina, un total de 14.961 médicos se presentan para 8.772 plazas, por lo que 6.189 aspirantes se quedarán fuera, pese a las necesidades de nuestro sistema sanitario. De hecho, en el caso concreto de Medicina Familiar y Comunitaria (Atención Primaria) y Pediatría, solo se prevén 37 y 7 plazas más, respectivamente, respecto al año anterior. CSIF reclama 10.000 plazas más de médicos de Atención Primaria en los próximos 5-7 años.

La escasez de plazas ofertadas se repite en el caso de Enfermería (2.108 plazas --147 más que el pasado ejercicio-- para 9.152 aspirantes), con la frustración añadida de que los aspirantes que acaban estas especialidades, apenas tienen plazas para poderlas ejercer en el SNS.

Somos conscientes de que el nuevo equipo ministerial no ha tenido tiempo de modificar esta oferta; recordamos que la ministra fue nombrada el pasado 21 de noviembre, sin margen para revertir esta situación en este ejercicio. Desde CSIF esperamos que esta oferta aumente considerablemente en los próximos ejercicios. Así, en años siguientes es necesario adecuar el número de plazas de ciertas especializadas deficitarias (médico de familia, pediatra, enfermería…) a la realidad de la situación del Sistema Nacional de Salud: profesionales desbordados de trabajo, demora en las citas, aumento de las listas de espera e incremento de la carga burocrática y asistencial. A esta situación se suma que, de un total de 43.159 médicos de Atención Primaria, un 28% (12.084) tienen edades comprendidas entre 60 y 65 años, próximos a jubilarse.

Déficit de profesionales en todas las comunidades autónomas

El número de plazas para FSE que convoca anualmente el Ministerio de Sanidad no contribuye a solucionar los problemas de escasez de personal especializado en todas las comunidades autónomas y que tiene como consecuencia la saturación de la Atención Primaria y que los ciudadanos no tengan más remedio que acudir a las urgencias hospitalarias, empeorando este servicio. CSIF ha denunciado en reiteradas ocasiones la marcha de profesionales a otros países por la falta de reconocimiento de las condiciones laborales y retributivas, lo que tiene como consecuencia la escasez de personal sanitario por falta de inversión y una mala planificación.

La Sanidad requiere un Plan Estratégico a 5-10 años para situarnos en la media europea. Tenemos un déficit de 9.500 médicos de Atención Primaria, a lo que hay que sumar que faltan 130.000 profesionales de Enfermería, 1.250 matronas, 1.100 pediatras y 44.000 TCAES. Por eso, es preciso un incremento de la financiación por gasto sanitario. En España se invierten 2.027 euros por persona, mientras que la media europea es de 2.746. La Sanidad requiere un plan de Empleo con 289.000 nuevas plazas entre 2021-2031 para equipararnos a la media de la UE.

CSIF propone un plan de recursos humanos para reforzar plantillas

Responsables del sindicato han mantenido recientemente una reunión con la ministra de Sanidad, Mónica García, en la que le hemos planteado una serie de reformas para afrontar las necesidades de nuestro Sistema Nacional de Salud. CSIF ha propuesto un refuerzo urgente de plantillas y un plan de ordenación de recursos humanos que permita planificar las necesidades del sistema.

Esta reforma debería tener como ejes fundamentales más inversión en sanidad, mejoras de condiciones laborales y retributivas, un plan de Atención Primaria, reforma de la formación sanitaria especializada, regular la jubilación anticipada, reclasificación de todas las categorías, retomar la negociación para un acuerdo sobre el Estatuto Marco y homologación retributiva entre las comunidades autónomas.

Para CSIF es necesaria también la creación de un Registro de Profesionales para afrontar el déficit de diversas categorías y especialidades, así como en zonas de difícil cobertura. Por otro lado, hay que reconocer retributiva y asistencialmente la labor de los tutores clínicos y una mejora sustancial de las condiciones laborales y retributivas de nuestros residentes.