La administración pública destruye 56.000 empleos en lo que va de año y es el sector que lidera la caída de puestos de trabajo en España
- CSIF urge la elaboración de los presupuestos para renovar y reforzar las plantillas
14 de Diciembre de 2023

Las administraciones públicas destruyeron el pasado mes de noviembre 3.717 empleos y en lo que va de año ya se han perdido casi 56.000 puestos de trabajo, después de cuatro meses consecutivos de caída, según datos de la Seguridad Social conocidos hoy.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, advierte de que este sector encabeza de lejos la pérdida de puestos de trabajo en España, junto a los sectores agrario y del empleo del hogar.

Teniendo en cuenta estos datos, desde nuestra organización consideramos prioritario elaborar de inmediato los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año incluyendo una oferta de empleo público que permita reforzar las plantillas, con una adecuada planificación de las necesidades eliminando la tasa de reposición.

Esta situación redunda en el deterioro progresivo de los servicios que reciben los ciudadanos en todos los ámbitos (sanidad, educación, justicia, Administración del Estado, Seguridad Social, SEPE, Agencia Tributaria, Prisiones…), como ha venido denunciando CSIF de manera reiterada.

La Administración General del Estado (AGE) cuenta con una plantilla envejecida y tensionada en áreas y organismos fundamentales, lo que dificulta la prestación al ciudadano de unos servicios públicos de calidad. Las ofertas de empleo público de los últimos años, aunque han sido cuantiosas, deben complementarse con un plan de empleo a corto y medio plazo para garantizar la sostenibilidad del sistema.

En concreto, exigimos las siguientes medidas:

  • Suprimir la tasa de reposición para contribuir a la creación de empleo neto y el diseño de unas plantillas adecuadas a las necesidades reales de la ciudadanía mediante la planificación plurianual a varios años de las ofertas de empleo público.

  • Agilizar los procesos selectivos (pueden pasar más de tres años desde la convocatoria de plazas hasta que finalmente los aspirantes se incorporan a sus puestos).

  • CSIF también está preocupado por la situación de la temporalidad. En la actualidad, según datos de la Encuesta de Población Activa, hay más de 1,1 millones de personas en situación de temporalidad en las administraciones públicas, lo que supone un 31 por ciento del total. Los procesos de estabilización están en marcha y deben estar concluidos a 31 de diciembre de 2024, cuando la tasa de temporalidad no deberá superar el 8 por ciento para dar cumplimiento a los requerimientos de la Unión Europea.