CSIF amplía su representatividad y se sitúa por delante de los sindicatos de clase en la educación española
-Elecciones sindicales en la Educación Pública española
-El sindicato gana las elecciones en la educación no universitaria en Andalucía, Aragón, Castilla y León y Extremadura
-CSIF gana las elecciones en la Universidad de Murcia y Miguel Hernández (Elche)
-Los resultados legitiman una opción sindical independiente a favor de la calidad y un estatuto que potencie la carrera profesional, la dignidad y la autoridad del profesorado
02 de Diciembre de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) agradece la confianza recibida por el colectivo de docentes en las elecciones sindicales, lo que ha permitido ampliar nuestra representatividad en este ámbito a nivel nacional, mientras desciende el apoyo de las opciones tradicionales de clase, como CC.OO y UGT.

CSIF supera a ambas organizaciones en representatividad y UGT baja a mínimos históricos, situándose en un 8 por ciento, lo que la dejaría fuera de la interlocución en el ámbito educativo, si no fuera por su representatividad en otros ámbitos del mercado laboral.

Así, CSIF alcanza un 21,58 por ciento de representatividad en la mesa sectorial del Ministerio de Educación y FP (un punto más que en 2018) y gana las elecciones en Andalucía, Aragón, Castilla y León y Extremadura (en esta última comunidad, empatados a delegados con PIDE). CSIF asimismo destaca los resultados obtenidos en la Comunidad de Madrid (donde la representatividad ha aumentado un 47 por ciento) y en Baleares, donde por primera vez logramos representatividad en las juntas de personal.

Estos resultados avalan nuestra opción sindical independiente, a favor de la calidad en la educación y un estatuto que potencie la carrera profesional, la dignidad y la autoridad del profesorado.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, se presentó a estas elecciones con una opción clara que responde al clima de incertidumbre por la falta de un acuerdo político básico en la Educación española y la implantación de la LOMLOE con todos los problemas que ha supuesto su aplicación precipitada y la carga de trabajo burocrática para el colectivo de docentes.

En los últimos 30 años se han aplicado 8 reformas educativas y la situación actual –con la política errática del Ministerio, más interesado en realizar anuncios a los medios de comunicación que en negociar políticas efectivas con los representantes sindicales-- no arroja lamentablemente ninguna luz hacia el futuro de nuestra educación y de la labor docente que, en opinión de CSIF, es crucial para los retos que afronta la sociedad española.

En líneas generales, desde CSIF reclamamos una nueva Ley Orgánica de Educación consensuada entre las fuerzas políticas, que se fundamente en escuchar el criterio de los docentes para impulsar las reformas que requiere la enseñanza pública: potenciar la educación de titularidad pública; una Ley de Financiación cuyo horizonte sea el 7 por ciento del PIB y una reducción generalizada de ratios de alumnos y un incremento de las plantillas.

Para CSIF es fundamental relanzar la negociación en la Mesa Sectorial del Ministerio y poner en marcha el paralizado Estatuto Docente que parta del respeto a la libertad de cátedra y la especialización docente para atender las demandas de este colectivo en toda su carrera: formación inicial, acceso a la función pública, carrera profesional, formación continua, condiciones de jubilación, movilidad, defensa de MUFACE y acción social.También es preciso afrontar la calidad del sistema educativo que padece los mismos problemas estructurales que hace 30 años.