CSIF exige al Gobierno que deje la propaganda y mejore las condiciones laborales y la calidad de los servicios públicos
-La subida adicional publicada hoy en el BOE no cubre la inflación y además se retrasará hasta marzo del año que viene, quedándose desfasada: vigilaremos su aplicación
- El sindicato se moviliza en diferentes ámbitos de las administraciones: Educación, Justicia, Seguridad Social, Agencia Tributaria, personal laboral en el Exterior y Sanidad, entre otros
- CSIF presenta enmiendas a los PGE para vincular la subida salarial al IPC y demandará a la Administración del Estado por no aplicar el teletrabajo firmado en 2021
19 de Octubre de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, considera que el acuerdo escenificado hoy entre el Gobierno y los sindicatos de clase es un acto de propaganda, cuando la realidad es que condena a las/los empleados públicos a una nueva pérdida de poder adquisitivo y no avanza en las condiciones laborales ni en la calidad del servicio público que reciben los ciudadanos.

CSIF recuerda que el acuerdo salarial (una subida a tres años del 6 por ciento fijo y 1,5 por ciento variable) no alcanzará ni tan siquiera el incremento de los precios de este año y en 2022 se volverá a perder poder adquisitivo (más de 20 puntos respecto a 2010, cuando el entonces Gobierno socialista bajó por primera vez el sueldo a los empleados públicos).

Hoy se publicó en el BOE el Real Decreto de la subida salarial adicional del 1,5 por ciento (sobre las retribuciones a 31 de diciembre de 2021), una subida insuficiente, que no cubre la inflación y que además podrá retrasarse hasta marzo. En todo caso, nuestro sindicato realizará un seguimiento para comprobar que tanto la Administración del Estado como comunidades autónomas y ayuntamientos la llevan a cabo en tiempo y forma.

Otras cuestiones incluidas en el acuerdo, como la jornada de 35 horas (CSIF exigió que se regulará como normativa básica para su aplicación inmediata) o el teletrabajo, se trata de compromisos pendientes que el Gobierno ya firmó y que todavía no ha desarrollado. Respecto al teletrabajo, al tratarse de un acuerdo de abril de 2021 sin aplicar, CSIF demandará a la Administración General del Estado por inactividad. Además, el acuerdo mantiene la tasa de reposición condenando a diferentes ámbitos a perpetuar el déficit de personal.

Por este motivo, mientras Gobierno y el resto de los sindicatos se encuentran en la propaganda, CSIF seguirá presionando a través de la movilización y la interlocución en el Congreso, entregando a los grupos parlamentarios sus propuestas de enmiendas.

Hoy mismo, miércoles 19 de octubre, centenares de delegados de CSIF se manifestaron frente al Ministerio de Educación para reclamar mejoras en la calidad de la enseñanza y las condiciones del profesorado. También hay planteadas movilizaciones en la Seguridad Social, la Agencia Tributaria, la Inspección de Trabajo, la Justicia, la Sanidad o en el colectivo del personal laboral en el Exterior.