Igualdad presenta por primera vez los datos oficiales de feminicidios fuera del ámbito de la pareja y/o expareja
12 de Septiembre de 2022

El Ministerio de Igualdad ha dado a conocer por primera vez los datos oficiales de feminicidios fuera del ámbito de la pareja y/o expareja, correspondientes al primer semestre de 2022. Durante los meses de enero y junio de 2022, 19 mujeres han sido asesinadas fuera del ámbito de la pareja y/o expareja, de los cuales el 58% corresponden a feminicidios familiares.

Las cifras presentadas hoy sobre feminicidios fuera de la pareja y/o expareja revelan que el 100% de los agresores eran conocidos de las víctimas siendo casi el 60% familiares. Se destaca en el informe la violencia que sufren las mujeres mayores. Según los datos presentados, más de la mitad de las mujeres asesinadas en feminicidios fuera de la pareja y/o expareja, el 57%, eran mayores de 60 años, por ello, se pondrá en marcha de la elaboración de protocolos de derivación específicos para mujeres mayores de 65 años en colaboración con el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO).

La nueva clasificación de feminicidios, los cuales se presentarán de forma trimestral, consta de cinco categorías:

  • Feminicidio en la pareja o expareja: son aquellos asesinatos cometidos en los términos previstos en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género
  • Feminicidio familiar: asesinato de una mujer por hombres de su entorno familiar entre los que se incluyen los cometidos por crimen de honor
  • Feminicidio sexual: corresponde al asesinato de una mujer sin relación de pareja ni familiar y que está vinculado a las violencias sexuales incluidas en la Ley Orgánica 10/2022, de 6 de septiembre, de Garantía Integral de la Libertad Sexual
  • Feminicidio social: los cometidos por un hombre con el que no se tenía una relación de pareja ni era familiar (un desconocido, un compañero de trabajo, un vecino, un amigo, empleador, etc.)
  • Feminicidio vicario, definido como el asesinato de una mujer mayor de edad por parte de un hombre como instrumento para causar perjuicio o daño a otra mujer. Estos últimos están divididos en feminicidios vicarios dentro de la pareja y expareja y fuera de ella.

Desde CSIF seguimos reclamando:

  • Mas inversión en recursos humanos de ayuda a las víctimas y más y mejores medios materiales.
  • Programas específicos en materia de formación en asistencia a las víctimas y especialización en los perfiles.
  • Protocolo de Movilidad sin menoscabo de sueldo y promoción profesional en todas las Administraciones Públicas, ya que muchas carecen de ello, así como incorporar los datos de movilidad de mujeres maltratadas a la Estadística Nacional.
  • Impulsar la negociación de los Convenios Colectivos y Planes de Igualdad para el desarrollo de los derechos laborales de las víctimas de violencia machista.
  • Reforzar la asistencia jurídica a las mujeres víctimas antes, durante y después de todo el proceso judicial. La Justicia debe ser ágil y tiene que estar interconectada: la falta de medios afecta de forma directa a la lucha contra esta lacra.
  • Coordinación entre CCAA mediante sistemas informáticos compatibles entre ellas.
  • Diseñar una estrategia para detectar dentro del ámbito laboral, tanto en el sector privado como en las administraciones públicas, posibles víctimas con el desarrollo de la figura del delegado/a sindical especializada en Igualdad y contra la Violencia de Género.

Detener la violencia machista, avanzar hacia una sociedad libre de esta lacra, eliminar de la vida cotidiana expresiones y actitudes que atentan contra la mujer por el hecho de serlo, acabar con los roles que perpetúan la discriminación y la cosificación de las mujeres es cosa de todos y de todas.

CSIF como agente activo de la sociedad civil, tiene habilitadas todas sus sedes sindicales de toda España como “Puntos Violeta” contra la violencia machista, una iniciativa que pretende poner cerco al maltratador y acercarnos a las mujeres víctimas, facilitando información y asesoramiento, además de la colaboración de nuestros delegados/as sindicales en los centros de trabajo.