La Administración del Estado ha perdido más de 54.000 empleos en 10 años, una cuarta parte de su plantilla
- CSIF se reúne con Función Pública para negociar la Oferta de Empleo en la Administración General del Estado para 2022
- CSIF exige el refuerzo de los servicios públicos ante la crisis y la recuperación del poder adquisitivo del conjunto de empleados y empleadas públicos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) inicia la negociación de la oferta de empleo público correspondiente a 2022 y la aplicación de la Ley para la reducción la temporalidad con el Ministerio de Hacienda y Función Pública, que tendrá que estar publicada antes del próximo uno de junio.

Tal y como ha comprobado CSIF –sindicato más representativo en las administraciones públicas— a partir del Registro Central del Personal, la Administración General del Estado ha perdido un total de 54.661 a lo largo de los últimos diez años, como consecuencia de las políticas de recorte.

CSIF ya presentó en octubre de 2020 un Plan Estratégico de Recursos Humanos en el que ya se apuntaba la necesidad de reforzar la Administración General del Estado con al menos 43.700 nuevos efectivos. Sin embargo, desde entonces las ofertas de empleo público no han cubierto las necesidades estructurales de nuestros servicios públicos.

Además, se da la circunstancia de que las plantillas se encuentran muy envejecidas de tal manera que un 20,31 por ciento del personal de los ministerios tiene más de 60 años y por tanto se encuentran en las puertas de la jubilación, mientras que un 61,98 por ciento tiene más de 50.

Esta circunstancia coloca en una situación muy crítica a ámbitos como la Seguridad Social o el Servicio Estatal de Empleo (SEPE), cuyo funcionamiento se encuentra tensionado como consecuencia del volumen de prestaciones que deben atender y la merma en sus plantillas. Estos organismos requieren ya de una oferta de empleo público extraordinaria que permita cubrir de manera urgente las vacantes.

Ante la situación de incertidumbre económica que afronta España CSIF exige apuntalar nuestros servicios públicos con una oferta de empleo suficiente que garantice la viabilidad del sistema. Para ello se debe eliminar definitivamente la tasa de reposición y realizar una planificación plurianual de las ofertas para recuperar el empleo perdido. También reclamamos potenciar la promoción interna, eliminando la obligatoriedad de superar un nuevo proceso selectivo para poder promocionar.

En lo que se refiere a la temporalidad, aunque en el caso concreto Administración Central se encuentra por debajo del 8 por ciento, en el conjunto de las administraciones públicas asciende ya al 32,4, especialmente en las comunidades autónomas encargadas de gestionar sectores clave como la Sanidad o la Educación. Además, CSIF está preocupado por la falta de homogeneidad de los diferentes procesos lo que podría dar lugar a situaciones de inseguridad jurídica y litigios.

Por último, insistimos en que los empleados públicos arrastran una pérdida de poder adquisitivo superior al 15 por ciento y urge negociar ya la subida salarial. Si el Gobierno no está a la altura del esfuerzo realizado por nuestros empleados públicos durante la pandemia para mantener el funcionamiento de los engranajes del Estado y la atención a las prestaciones a la ciudadanía, CSIF saldrá a la calle con una gran movilización.