CSIF exige al Gobierno una reunión urgente para abordar la repercusión de la crisis sobre las administraciones públicas, tras el dato del IPC
- La subida de precios es ya insoportable y empuja a la exclusión y empobrecimiento de miles de familias españolas
30 de Marzo de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige una reunión urgente a la ministra de Hacienda y Función Pública para abordar la repercusión de la crisis sobre los servicios que reciben los ciudadanos y el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras de nuestras administraciones públicas.

El dato del IPC correspondiente a marzo y la subida de precios de la energía y alimentos son ya insoportables y está empujando a marchas forzadas a la exclusión y el empobrecimiento de miles de familias españolas. Por su parte, los/as empleados públicos arrastran una pérdida de poder adquisitivo que con el dato del último mes se ha disparado por encima del 15 por ciento. Esta situación es insostenible.

CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado entiende que el plan de choque aprobado por el Gobierno es insuficiente y coyuntural. A nuestro entender, se hace necesario un pacto de Estado y medidas valientes que conlleven la reconversión de nuestro modelo productivo, el modelo energético y nuestro sistema fiscal.

En este sentido, entendemos que las administraciones públicas deben jugar un papel fundamental como motor de crecimiento y garantía de equidad, especialmente en momentos de crisis. Por eso debemos planificar una respuesta para proteger a nuestras administraciones públicas y que ciudadanos y empleados públicos no salgan perjudicados de esta situación ante eventuales recortes, blindar los servicios públicos, garantizar las ofertas de empleo público y un acuerdo para la subida de retribuciones.