CSIF exige a Educación que convoque Mesa Sectorial para adaptar al profesorado técnico a la nueva Ley
-Aprobada la Ley Orgánica de FP, que se publicará próximamente en el BOE
-Miles de docentes técnicos de FP están esperando que se cumpla la LOMLOE, que prevé su integración en el cuerpo de Secundaria
-CSIF reclama que esta integración se aplique con carácter retroactivo, a fecha de enero de 2021, cuando entró en vigor la Ley Educativa
24 de Marzo de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclama al Ministerio de Educación la convocatoria urgente de la Mesa Sectorial para abordar los efectos laborales de la nueva Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional.

La nueva ley -aprobada ayer en el Senado- desarrolla la integración, en el Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria, de las especialidades de formación profesional incluidas en el cuerpo a extinguir de profesores técnicos de FP, es decir las del subgrupo profesional A1, que incorporó la LOMLOE en su articulado.

CSIF criticó en su día que la LOMLOE no tuvo en cuenta al profesorado en la redacción de la norma y no pudo aplicarse, lo que ha provocado que el Gobierno haya tenido que enmendarse mediante una nueva modificación de la norma educativa, dentro de la propia ley de FP.

En este sentido, exigimos al Ministerio que negocie el procedimiento de integración de este colectivo de docentes, que tiene que ser rápido y efectivo y debe aplicarse, con carácter retroactivo, con fecha de enero de 2021.

Además, reclamamos a Educación que se negocie la regulación del nuevo cuerpo creado para las especialidades que no tienen titulación universitaria y que son necesarios para el sistema educativo.

Desde el sindicato, estamos esperando conocer todos los detalles de la nueva norma una vez que se publique en el BOE y consideramos que, en términos generales, es positiva porque unifica las enseñanzas, aunque da demasiado peso a la formación del alumnado en las empresas, reduciendo el peso de la educación formal y teórica, que es también muy necesaria en los centros públicos.