CSIF pide un pacto de Estado para blindar las administraciones y servicios públicos frente a eventuales recortes
- El sindicato reclama una reunión urgente al Gobierno para abordar la repercusión de la crisis en las Administraciones Públicas
- Gobierno y comunidades autónomas deben trazar un plan de viabilidad y reforzar ámbitos esenciales: sanidad, educación, servicios sociales, Administración del Estado, justicia, entre otros
- Ante la propuesta del pacto de rentas, CSIF recuerda que los empleados públicos ya han perdido más de un 12 por ciento desde 2010: reclamamos un acuerdo para compensar la pérdida a medio plazo
- CSIF convocará movilizaciones si las medidas económicas dañan a los empleados públicos y a los servicios que reciben los ciudadanos

PINCHA EN ESTE ENLACE PARA VER LA RUEDA DE PRENSA COMPLETA

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha dirigido una carta a la ministra de Hacienda y Función Pública, para reclamar una reunión urgente donde se aborden las consecuencias de la crisis por la guerra en Ucrania sobre las administraciones públicas.

Desde CSIF manifestamos nuestra preocupación por la crisis energética, la escalada de los precios, la situación económica española y el empobrecimiento de las personas trabajadoras. Por ello, consideramos que se debe planificar una respuesta para proteger a nuestras administraciones públicas y que ciudadanos y empleados públicos no salgan perjudicados de esta situación ante eventuales recortes.

CSIF iniciará la próxima semana una ronda de contactos con formaciones políticas para promover un acuerdo que blinde a administraciones y servicios públicos ante las medidas económicas que previsiblemente se van a adoptar.

En su momento, ya señalamos que los fondos europeos para la reconstrucción deben servir para apuntalar los cimientos de nuestras administraciones, garantizar la calidad de los servicios públicos y paliar las necesidades estructurales de las administraciones públicas. Sin embargo, tal y como señala la AIREF, el ritmo de ejecución es muy bajo por la incapacidad del Gobierno y la falta de acuerdos. CSIF también rechaza el criterio de selección de funcionarios interinos para el control de estos fondos.

En todo caso, consideramos urgente realizar un plan de recursos humanos para reforzar ámbitos clave de nuestro Estado del Bienestar (Sanidad, Educación, Servicios Sociales, Justicia), así como áreas sensibles como el SEPE, la Inspección de Trabajo, la Seguridad Social, Fomento, Comunicaciones, Investigación, entre otros). En definitiva, planteamos un plan siendo conscientes de que nuestras administraciones y servicios públicos se han visto mermados y debilitados tras años de recortes y debemos garantizar las ofertas de empleo público.

CSIF cree que las administraciones públicas también son un motor de crecimiento, creación de empleo de calidad y cualificado, así como una palanca para la modernización y prosperidad del país. Por su parte, las administraciones públicas son garantes de la equidad y en los momentos de crisis son más necesarias que nunca.

Desde nuestra independencia y responsabilidad, entendemos que las diferentes formaciones políticas y agentes sociales debemos consensuar una estrategia que permita afrontar esta crisis sumando todos los esfuerzos. Y CSIF ofrece su colaboración en nuestro principal ámbito de actuación, las administraciones públicas, así como nuestra interlocución para aunar posiciones.

Por último, en relación al pacto de rentas que plante el Gobierno, CSIF recuerda que los/as empleados públicos ya han perdido más de un 12 por ciento en la última década. Y esta pérdida se ha agravado con la inflación.

No vamos a aceptar que los empleados públicos sean de nuevo los paganos de la crisis. Si fuera así, saldríamos a las calles con movilizaciones para defender nuestras condiciones laborales. Por ello insistimos en la necesidad de un acuerdo para recuperar a medio plazo el poder adquisitivo. Este acuerdo también debería actualizar las cuantías sobre indemnización por razón del servicio.