CSIF rechaza la nueva titulación de FP que invade competencias sociosanitarias
- El Gobierno aprueba una nueva formación no sanitaria que favorece el intrusismo profesional
- CSIF ve innecesario el título en “Supervisión de la atención sociosanitaria para la promoción de la autonomía personal”, puesto que ya existen profesionales que abarcan y trabajan dichas competencias.
26 de Enero de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, se manifiesta totalmente en contra de la creación del nuevo ciclo formativo aprobado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, “Supervisión de la atención sociosanitaria para la promoción de la autonomía personal”

Esta titulación, a pesar de estar incluida dentro de la Familia Profesional de Servicios Socioculturales y a la Comunidad --familia que es no sanitaria--, invade competencias de Enfermería, Fisioterapeutas, Terapeutas Ocupacionales, Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE), Dietistas, Psicólogos, o personal de gestión, como son los Trabajadores Sociales.

CSIF considera totalmente innecesaria esta nueva titulación, cuyas competencias ya se encuentran perfectamente cubiertas por los profesionales anteriormente citados. Creemos que se trata de una medida economicista para propiciar un ahorro mediante personal menos capacitado y más barato, en vez de reforzar las plantillas con profesionales perfectamente cualificados, como son Enfermeras Especialistas en Geriatría y TCAEs, además de otros profesionales.

Desde CSIF consideramos injustificada la creación de esta titulación para habilitar un “titulo” a trabajadores no cualificados que nunca deberían haber ejercido en el ámbito sociosanitario por su escasa o nula formación en este sector, cuando en el Estado Español hay profesionales suficientemente formados para ejercer esas funciones.

La creación de esta titulación no incorpora una solución para mejorar la calidad de los cuidados que se proporcionan a nuestros mayores, más bien al contrario.

Por todos estos motivos, desde CSIF se está estudiando la posible impugnación de esta norma, por favorecer el intrusismo profesional y por encuadrarse en un módulo profesional inadecuado e innecesario, con la consiguiente pérdida de calidad asistencial a los usuarios de la atención sociosanitaria.