El Servicio de Empleo Público despide a los 1.500 interinos de refuerzo por el Covid
- CSIF rechaza la decisión y avisa que no se podrá asumir la carga de trabajo actual sin el apoyo de estos trabajadores: urge una oferta de empleo extraordinaria y específica para el SEPE, que se les renueve en aras del servicio público, además de la implantación de la jornada de tarde en el Organismo
22 de Junio de 2021

El Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) ha comunicado la decisión de prescindir de los 1.500 interinos que se contrataron para reforzar el Organismo ante la avalancha de expedientes generados por la epidemia del Covid. En concreto, 1.000 cesarán entre el próximo 30 de junio y el 30 de septiembre y los últimos 500 terminarán su relación contractual el 31 de diciembre.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, manifiesta su rechazo a esta decisión que supone prescindir de cerca del 20 por ciento de la actual plantilla, lo que pondrá en serio riesgo la viabilidad ante la carga de trabajo que se tendrá que repartir sobre las espaldas de los/as trabajadores.

Además, el cese de los primeros 500 efectivos se produce el día anterior a que se inicie el periodo vacacional de buena parte de la plantilla de este Organismo, con lo que la gestión de las prestaciones en un significativo número de unidades puede verse comprometida.

A lo largo de las últimas semanas, desde CSIF, nos hemos dirigido de manera reiterada al Ministerio de Política Territorial y Función Pública para mostrar nuestra profunda preocupación por la continuidad de los interinos en el SEPE, no habiendo recibido respuesta a ninguno de nuestros requerimientos por parte de su directora general.

En este sentido, censuramos además la inacción y la falta de responsabilidad de la propia Ministra de Trabajo, ya que la situación por la que atraviesa el SEPE es tremendamente compleja y delicada. La carencia de recursos humanos en el SEPE es alarmante.

Por todo ello, planteamos la convocatoria de una oferta de empleo pública extraordinaria y específica para paliar el déficit estructural del SEPE, ya que en los últimos diez años se han perdido cerca de 3.400 efectivos por las políticas de recortes.

Urge una dotación suficiente de recursos humanos, estructurales y profesionalizados, ante la situación de emergencia social por el COVID y la más que probable evolución negativa del mercado laboral, tal y como apuntan distintos organismos nacionales e internacionales.