CSIF amenaza con movilizaciones para que se refuerce la Atención Primaria, ante el cierre de centros y la rescisión de contratos Covid
- Reclamamos a Sanidad la convocatoria urgente del Grupo de Trabajo para abordar la precariedad y abandono de la Atención Primaria en toda
- España: CSIF teme que el cierre de centros no es puntual, si no que han venido para quedarse
15 de Junio de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, se ha dirigido por carta a la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad para reclamar la convocatoria urgente del Grupo de Trabajo de Atención Primaria.

CSIF denuncia la situación de precariedad y abandono de la Atención Primaria en toda España por un déficit estructural de financiación y de recursos humanos, que se ha visto intensificada como consecuencia de la pandemia. Esta situación se va a agravar aún más durante el periodo estival por la alta temporalidad de los profesionales, la no renovación de contratos de refuerzo por el Covid en muchas comunidades autónomas y el cierre de numerosos consultorios y centros de salud en toda España.

Para CSIF, la situación es insostenible y advertimos al Ministerio de Sanidad de que los profesionales de la Atención Primaria se encaminan a visualizar este problema ante nuestra sociedad con medidas contundentes que pueden desembocar en movilizaciones para solucionar este grave problema. La visión de nuestros/as profesionales de los cierres de centros es que no son puntuales por la época estival, sino que han venido para quedarse.

Desde CSIF ya hemos denunciado la falta de financiación que sufre la Atención Primaria en nuestro país, que se redujo en un 13% entre 2009 y 2018, desatendiéndose las recomendaciones de organismos internacionales que instaban a aumentarla hasta alcanzar el 25% del gasto sanitario total. Además, el gasto sanitario público por habitante en España en 2018 se encontraba más del 15 % por debajo de la media de la Unión Europea.

A todo ello se suma la falta de organización y planificación, tanto en la gestión clínica como administrativa de sus profesionales. Se hace preciso atender a su realidad, necesidades, funciones y competencias, por no hablar además del escaso número de profesionales de todas las categorías, con unas ratios muy por debajo de lo recomendado, así tomando como referencia los Médicos de Familia, España está un una ratio de 0,77 por cada 1000 habitantes, cuando la media de la Unión Europea es de 0,91. Es decir, en España en estos momentos faltarían para igualar esa media casi 9.500 médicos de familia de forma inminente.