Las evidencias sobre el contagio por aerosoles hacen necesario actualizar los protocolos de protección ante la llegada del invierno
- Arranca la campaña CSIF por un Aula Segura
- El sindicato advierte de que los centros no están preparados para la llegada del frío: no hay filtros HEPA ni purificadores de aire
- La bajada de temperaturas complicará la ventilación y hay que mejorar la calidad del aire en los espacios cerrados
08 de Octubre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, reclama al Ministerio de Educación y a las comunidades autónomas que adapten sus Protocolos Covid 19 a las nuevas evidencias científicas: hay que prevenir contagios en las aulas por vía aérea.

Así se ha puesto de manifiesto en una jornada de CSIF, en la que han participado más de mil docentes por videoconferencia, como parte de la campaña del sindicato ‘Por un Aula Segura’, para reforzar la seguridad y la prevención en los centros escolares.

Para evitar los contagios por esta vía, expertos como Pablo Fuente, ponente en la jornada de CSIF, recomiendan distancia social y uso de mascarillas, pero también advierten de que hay que mejorar la calidad del aire de los espacios cerrados con una correcta ventilación y filtrado del aire.

Para el sindicato, las advertencias de que el virus puede transmitirse también por aerosoles hace urgente que se revisen las actuaciones ante la llegada del frío, la necesidad de ventilar y que se actualice su regulación, como recomiendan los expertos.

A estas alturas, los centros no están preparados y los coordinadores Covid están demandando formación específica sobre el uso de filtros HEPA, los diferentes purificadores de aire o la renovación de equipos de climatización (muchos están obsoletos y no cumplen la normativa vigente), etc.

Desde CSIF, lo venimos avisando desde hace meses: las administraciones están reaccionando tarde ante las nuevas necesidades, falta organización y las medidas deben revisarse a medida que se sigue avanzando en el conocimiento del virus.

Además, en la jornada celebrada ayer quedó constancia de que muchos centros, al estar construidos antes de 1998, por ley no tendrían que cumplir ninguna normativa en relación con la ventilación, centros que no se han modernizado para cumplir con los estándares europeos por la crisis económica y ahora son los más castigados.

Para ello, reclamamos al Gobierno que los fondos Covid de 2.000 millones de euros destinados a Educación (y que aún seguimos esperando), junto a los que se incluyan en el Plan de Recuperación presentado ayer, cuenten con los recursos suficientes para modernizar los centros, renovar equipos y avanzar en prevención.