CSIF pide una reunión urgente a Sanidad para planificar el control de los rebrotes a nivel nacional
- La Sanidad mantiene un déficit de al menos 40.000 efectivos y urge reforzar las plantillas
- Inquietud tras los últimos focos de Covid-19: hay que extremar las medidas de seguridad, garantizar acopio de EPIs y reforzar rastreadores y personal en zonas costeras vacacionales para no caer en los mismos errores
08 de Julio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha reclamado hoy al ministro de Sanidad, Salvador Illa, una reunión urgente para analizar la situación de los rebrotes con los representantes de los trabajadores/as de la sanidad.

La única reunión entre Sanidad y sindicatos durante la crisis del coronavirus se produjo el pasado 13 de mayo y se constató la falta de previsión en cuanto a políticas de personal antes de la crisis, durante los momentos de máxima presión asistencial, pero también ahora cuando estamos en fase de desescalada.

CSIF reclama una reunión para tener una visión global de las medidas de salud pública, del alcance y previsión de los rebrotes y una segunda oleada, del material disponible, de los refuerzos de personal previstos, la planificación de los hospitales para evitar situaciones de saturación, así como de la atención primaria que a día de hoy se sigue desarrollando de manera precaria con citas telefónicas. Debemos reforzar las plantillas, rastreadores y de manera concreta en zonas costeras vacacionales para no caer en los mismos errores.

CSIF recuerda que España es el país con mayor tasa de contagio entre personal sanitario y a día de hoy la parálisis de las ofertas de empleo público, la precariedad y la inestabilidad de las plantillas hacen que nos enfrentemos a los rebrotes y a una posible segunda oleada con un déficit de al menos 40.000 efectivos. Además, según datos recabados por CSIF, se han despedido ya la mitad de las personas contratadas durante la crisis del coronavirus.

Los datos de la Seguridad Social relativos al sector de la Sanidad durante los últimos meses son los siguientes: enero (-14.973), febrero (-3.347), marzo (+11.767), abril (+23.228), mayo (-15.800) y junio (-2.267).

Además, advertimos de que, coincidiendo con las vacaciones, muchas CCAA debe hacer frente a un potencial aumento de pacientes y de usuarios en Atención Primaria y Urgencias y es fundamental una mayor dotación de personal y medios para atender la presión asistencial y las nuevas necesidades que plantea el Covid-19.

COMARCA DEL SEGRIÀ

CSIF ha solicitado más personal sanitario para la comarca del Segrià (Lleida) ante los nuevos brotes de coronavirus. En un escrito remitido a la consellera de Sanidad, Alba Vergés, el sindicato le recuerda que “después de más de tres meses de trabajar sin horarios y con la tensión y la incertidumbre de luchar contra el Covid-19, el personal vuelve a trabajar en condiciones durísimas. Estamos ante una plantilla exhausta, necesitada de personal y de unas merecidas vacaciones.

A principios de semana, CSIF denunció el descontrol y falta de coordinación entre administraciones local, autonómica y estatal, al no implementarse ningún protocolo acorde con la situación de confinamiento perimetral que se aplica en la citada comarca. CSIF reclamó de nuevo protocolos de protección eficaces, material de desinfección, mascarillas y EPI, así como la vuelta a la fase 2.

En Andalucía, la situación también preocupa por los rebrotes Vegas del Genil y la costa granadina (en Granada solo hay contratada una enfermera para la zona metropolitana y del cinturón) o Ronda, entre otros, y aunque se han mantenido los contratos de refuerzo realizados durante la crisis del covid el sindicato estará vigilante y reclama medidas de coordinación y planificación asistencial para hacer frente a un eventual empeoramiento de la situación. Las plantillas previstas para las zonas costeras en verano no son realistas.

En Madrid CSIF denuncia la falta de información por parte de las autoridades de salud pública, pese a que ya existen casos notificados de brotes en empresas. El sindicato exige también una reunión urgente en esta comunidad.

En Castilla la Mancha, para CSIF, resulta imprescindible que se mantengan los protocolos establecidos en los diferentes centros hospitalarios, tales como la no supresión del doble circuito diferenciado para pacientes con COVID-19 con aquellos que presentan otras afecciones, además del mantenimiento de las plantas acondicionadas exclusivamente para personas contagiadas por coronavirus. A ello ha de sumarse la continuidad del grupo de profesionales del ámbito sanitario que se dedica exclusivamente al tratamiento de los infectados o en posibilidad de estarlo.

En la Comunidad Valenciana, CSIF exige que Conselleria de Hacienda apruebe de inmediato 40 plazas que tiene bloqueadas de técnicos en prevención para Conselleria de Sanitat. Las unidades de prevención deberían de estar al 100% para poder adelantarse a los brotes de covid-19. De lo contrario, el sistema puede colapsar. Por otro lado, pedimos refuerzos en Atención Primaria para garantizar la cobertura de todas las plazas y poder atender a los usuarios. Y, como tercera idea, un plan de contingencia por escrito en hospitales y centros sanitarios, ya que en la actualidad no existe como tal.