CSIF pide refuerzo y estabilidad para las plantillas de las administraciones públicas
- Reunión con el Ministerio de Función Pública. El ministerio cita a los sindicatos para negociar un nuevo acuerdo en septiembre
- El 64% de las ofertas de empleo están sin ejecutar desde 2017 y la temporalidad alcanza la cifra record del 27,8%, 1,5 puntos más que el sector privado
- Las administraciones públicas deben ser los pilares de la reconstrucción del país: hacen falta al menos 100.000 empleos
02 de Julio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclamó hoy al Ministerio de Política Territorial y Función Pública el refuerzo urgente de las plantillas y el desarrollo de las ofertas de empleo público pendientes de ejecución. CSIF mantuvo hoy una reunión de seguimiento de los acuerdos de estabilidad y mejora de las condiciones laborales firmados en 2017 y 2018.

Entonces, el Gobierno se comprometió a rebajar la tasa de temporalidad del 23 al 8 por ciento en 2020. Pues bien, por la parálisis e inestabilidad política de los últimos años, así como la falta de eficacia de las diferentes administraciones, nos encontramos con que la temporalidad se sitúa en la cifra récord del 27,8 por ciento (cifras EPA). Además, según datos de CSIF, el 64 por ciento de las ofertas de empleo público aprobadas desde 2017 están sin ejecutar.

CSIF entiende que las administraciones públicas deben de ser los pilares de la reconstrucción del país tras la pandemia del coronavirus, mediante la creación de empleo de calidad y el fortalecimiento de los servicios que recibe la ciudadanía (sanidad y servicios sociales, educación, justicia, fuerzas y cuerpos de seguridad, Servicio Público de Empleo, Seguridad Social, Agencia Tributaria, entre otros.

CSIF ha elevado sus propuestas a la Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados e iniciará una ronda con grupos parlamentarios. Los próximos presupuestos generales del estado deben incluir un plan de recursos humanos, con un diagnóstico preciso de las necesidades en los diferentes sectores, partiendo de la premisa de que en los 10 últimos años se han perdido 53.300 empleos a nivel general, 30.000 se jubilarán este año y la sanidad necesita 25.000 profesionales más para superar esta situación y ofrecer una estructura sólida de personal para hacer frente a los niveles de calidad que precisa nuestra ciudadanía.

UN NUEVO ACUERDO DE LEGISLATURA

El presidente del sindicato, Miguel Borra, ha trasladado a la ministra Carolina Darias con la firme voluntad de alcanzar un nuevo acuerdo de legislatura de aquí a septiembre. En julio está previsto trabajar en una modificación puntual del Estatuto Básico del Empleado Público para mejorar la lucha contra la temporalidad y desarrollar el teletrabajo. El objetivo es que, ya en septiembre, se pueda empezar a trabajar en un acuerdo de legislatura.

CSIF tiene “la firme voluntad de avanzar en un acuerdo de legislatura que ponga en valor la profesionalidad del conjunto de empleados/as públicos” en la lucha contra el virus y sus efectos sobre la sociedad española. CSIF reivindicará que este acuerdo de legislatura contemple, entre otros: Recuperación de la estructura salarial previa a 2010 y que equipare las retribuciones entre administraciones (pedimos al Ministerio que inste al conjunto de las adm. a que ejecuten la subida pendiente del 2 por ciento, entre otros).

Los empleados públicos arrastran una pérdida del poder adquisitivo de entre el 12,9 y el 17,9 desde 2010. Plan de recursos humanos para reforzar las plantillas donde sea necesario. Establecimiento de las 35 horas en el conjunto de las administraciones públicas. Reconocimiento del Covid como enfermedad profesional. Jubilación parcial y anticipada de determinados colectivos.

Mantenimiento del sistema de clases pasivas y adecuación de los haberes reguladores. Desarrollo de la bolsa de horas para conciliación. Conscientes de los retos y dificultades que afrontan la tramitación de los Presupuestos, desde CSIF le ofrecemos nuestra colaboración desde ya para, dentro de la negociación colectiva, podamos alcanzar un acuerdo sólido de legislatura que desarrolle las medidas de reconstrucción que necesita nuestros servicios públicos y mejore las condiciones laborales y retributivas de las personas que trabajan en las administraciones públicas.