La subida a Policía y Guardia Civil debe abrir un camino a la equiparación salarial en el resto de las administraciones públicas
- Primeros recortes por la crisis del Covid-19: Las empresas públicas y las comunidades de Extremadura y Comunidad Valenciana no aplican la subida de 2020
- CSIF pide la convocatoria urgente de la Mesa General de las Administraciones Públicas
27 de Mayo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha exigido hoy una reunión urgente de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas para garantizar que las próximas medidas económicas del Gobierno tras la pandemia no supondrán un recorte de derechos de los empleados/as públicos.

Desde CSIF, trasladamos al Gobierno la inquietud del personal de las administraciones públicas, en un contexto de crisis como el actual, y le reclamamos que aborde cuanto antes un Plan de Reconstrucción en las administraciones públicas para generar empleo de calidad y reforzar los servicios, especialmente en sectores tan necesitados como el sanitario.

La situación nos preocupa especialmente después de confirmar el inicio de recortes en comunidades autónomas como en Extremadura, en donde la Junta nos acaba de anunciar que no aplicará la subida salarial acordada de un 2%, para 48.000 empleados/as públicos.

En la Comunidad Valenciana, nos tememos una situación parecida, ya que aún no se ha hecho efectivo este incremento del 2% y la Administración sigue sin convocar la Mesa que debe aprobar esta subida salarial, sin dar explicaciones concretas. Tampoco se ha aplicado la subida en las empresas públicas o en ayuntamientos como el de Zaragoza.

Los empleados/as públicos y, en particular, el personal de la Sanidad de todo el país ha afrontado el Covid-19 en unas condiciones lamentables y con una gran carga de trabajo. Es inaceptable que el “premio” de la Administración a su esfuerzo sea nuevos recortes y un deterioro en sus condiciones económicas y laborales.

Ahora más que nunca hay que recordar que el conjunto de empleados/as públicos arrastra el recorte salarial de entre el 5 y el 10 por ciento que se ejecutó en 2010 por el entonces Gobierno socialista y sigue sufriendo los efectos de una pérdida del poder adquisitivo de entre el 12,9 y el 17,9 por ciento.

La subida salarial a Policía y Guardia Civil debe abrir un camino
Así, valoramos la subida salarial a Policía y Guardia Civil anunciada ayer por el Gobierno - pese al contexto en el que se aprobó y a que se ejecuta con más dos años de retraso- porque acaba con una diferencia retributiva histórica con respecto a las Policías Autonómicas.

Sin embargo, el personal de la Sanidad, Educación, Prisiones, Servicio Estatal de Empleo, Seguridad Social (entre otros muchos de la Administración General del Estado), así como los trabajadores/as de Justicia del ámbito no transferido, siguen sufriendo diferencias sustanciales respecto a otras CCAA.

Desde CSIF, esperamos que este acuerdo del Consejo de Ministros sea el comienzo y abra el camino para poner fin de manera definitiva a todas estas diferencias retributivas.