El uso obligatorio de mascarillas confirma una exigencia de CSIF desde el minuto uno, pero llega tarde y no es suficiente
- Hacen falta medidas complementarias urgentes: exigimos test masivos para todos los trabajadores/as en la desescalada
20 de Mayo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, valora el uso obligatorio de mascarillas a partir de mañana porque confirma una exigencia de CSIF desde el minuto uno de la crisis, pero es una medida insuficiente y que llega tarde.

El sindicato ha venido reclamando desde el pasado febrero dotación de mascarillas y resto de equipos de protección individual para todas las personas trabajadoras, que deben complementarse con actuaciones clave, como los test masivos y un refuerzo en la Atención Primaria para realizar una vigilancia epidemiológica correcta.

El personal de las empresas privadas y de las Administraciones Públicas (Sanidad, Prisiones, Justicia, Educación, etc.) afronta la desescalada con incertidumbre y temen que se produzca un nuevo foco de contagios por la falta de previsión en este ámbito.

El personal sanitario de Atención Primaria, desgraciadamente, sigue sin contar con los test PCR que exige Sanidad como base de su estrategia de detección precoz para la desescalada, tal y como aprobó en la Orden del pasado 11 de mayo 2020. Exigimos, por tanto, pruebas masivas de anticuerpos, que aseguren un correcto diagnóstico serológico de cada profesional.

Por último, para CSIF es fundamental que el Gobierno publique cuanto antes una Guía de distribuidoras y marcas de mascarillas que reúnan las condiciones de seguridad necesarias, ante las informaciones contradictorias que recibe la ciudadanía y la incertidumbre generada al respecto.