El protocolo para la EBAU y la vuelta al cole no contemplan mascarillas obligatorias
- CSIF rechaza el regreso parcial a las aulas este mes por su elevado riesgo: debe ser en septiembre y con todas las garantías
- Urgen medidas de organización escolar y recursos sanitarios adecuados y actualizados

19 de Mayo de 2020

El Ministerio de Educación ha elaborado unas directrices para las CCAA con información técnica y medidas preventivas para realizar las pruebas de acceso a la universidad y la vuelta parcial a las aulas con actuaciones desfasadas e imprecisas. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, advierte, por ejemplo, de que el uso de las mascarillas solo se contempla si no se cumple con la distancia de seguridad de dos metros.

Esto contrasta con el debate abierto sobre la regulación obligatoria de las mascarillas en espacios públicos por parte del Gobierno. En cualquier caso, CSIF considera que se debe garantizar tanto el uso de las mascarillas como esta distancia de seguridad.

Desde el sindicato trasladaremos hoy nuestras reivindicaciones al Ministerio y le plantearemos nuestras propuestas durante una reunión telemática de la Mesa de Negociación del Personal Docente no Universitario en la que abordaremos por primera vez la desescalada en los centros escolares.
CSIF, al igual que muchas CCAA, ha rechazado que una parte del alumnado -los de edades de 0 a 6 años cuyos padres no puedan teletrabajar, entre otros- vuelvan al cole durante la Fase 2 de la desescalada. Es precipitado porque no hay garantías sanitarias plenas y las propuestas remitidas por el Ministerio el pasado viernes lamentablemente nos dan la razón.

Ambigüedades e imprecisiones

En este sentido, lamentamos que las medidas que anticipa para preparar la reapertura parcial de los centros durante la Fase 2 no aclaran algunos de los aspectos que más inquietan a los docentes en el contexto actual para afrontar un regreso seguro y contienen ambigüedades e imprecisiones.

Así, según estas directrices, el Ministerio plantea que se deberán utilizar mascarillas higiénicas “cuando no se pueda asegurar una distancia interpersonal de 2 metros” por parte del personal de los centros educativos, así como por parte del alumnado a partir de la Etapa de Educación Primaria, “en la medida de lo posible”.

Aboga por “evitar aglomeraciones” y descartar actividades grupales, pero sin concretar nada más. Exigimos, asimismo, que la desinfección de los centros debe ser realizada por profesionales y con garantías sanitarias acordes a la nueva situación. Para CSIF, en ningún caso el coste de esta limpieza debe ser a costa del presupuesto del centro.

En el caso de la realización de las pruebas de acceso a la Universidad, se refiere también al uso de mascarillas cuando no se puede garantizar la distancia de seguridad de dos metros, pero sin ninguna precisión ni información complementaria.

El uso de mascarillas quirúrgicas debe ser obligatorio, no higiénicas como señala el Ministerio, y tienen que ser suministradas por la Administración Educativa. Para CSIF, a estas alturas, es inadmisible que proponga a las CCAA mantener las distancias “si es posible”, cuando está claro que debe ser un requisito de obligado cumplimiento.

Para el curso 2020-21, el Ministerio elaborará una Guía de recomendaciones sobre Prevención e Higiene. Urge negociar un Plan de Regreso a la Actividad Laboral de carácter organizativo y Preventivo de obligado cumplimiento y un Plan de Refuerzo Educativo con medidas de organización escolar y recursos sanitarios adecuados y actualizados.