CSIF advierte de que los centros escolares no están preparados para una vuelta precipitada a las aulas este mes
- A partir del lunes 11 de mayo comenzaron los trabajos de desinfección para su reapertura
- Calculamos que las medidas propuestas por Celaá para el próximo curso costarán más de 3.600 millones y no resolverán la situación
- La Conferencia Sectorial de Educación del 14 de mayo debe dar respuestas claras: hay una gran incertidumbre en la comunidad escolar
11 de Mayo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha advertido hoy de que los centros escolares no están preparados para una vuelta precipitada a las aulas este mes, como prevé el Gobierno para una parte del alumnado, porque no hay garantías sanitarias plenas y es un esfuerzo innecesario para veinte días que restan de curso.

Desde CSIF, reclamamos que la vuelta a las aulas sea en septiembre, con planificación y medidas preventivas y organizativas y el Ministerio de Educación y las CCAA deben acordar respuestas claras en la Conferencia Sectorial de este jueves ante la incertidumbre actual.

Las medidas anunciadas a los medios por la ministra de Educación, Isabel Celaá, para la vuelta el próximo curso -que en ningún momento ha presentado ni analizado con los docentes- costarán entre 3.600 y 4.200 millones de euros, según estimaciones de CSIF, y no resolverán la situación.

Para CSIF, es inadmisible que se pretenda reducir a la mitad las ratios de alumnos por clase, sin dotación de recursos humanos. La propuesta de la ministra es inasumible y no se puede duplicar el trabajo de los docentes al tener que compartir la actividad presencial en el aula con la enseñanza a distancia. Hace falta un aumento de plantilla para atender a las necesidades educativas, desdobles y apoyos necesarios para reducir el número de alumnos en cada aula.

La puesta en marcha de un plan de retorno a la actividad presencial necesita recursos materiales y humanos. Precisamente este lunes, 11 de mayo, -coincidiendo con el inicio de la Fase 1 de la desescalada en muchas CCAA- comienzan los trabajos de desinfección de los centros escolares para preparar su reapertura y aún no sabemos cuál es el plan.

Existe una gran preocupación ante la vuelta al cole a partir del 25 de mayo para parte del alumnado -como los menores de seis años cuyos padres no puedan teletrabajar- y urge negociar con los docentes un Plan de Regreso a la Actividad Laboral de carácter organizativo y Preventivo de obligado cumplimiento y un Plan de Refuerzo Educativo para el curso 2020-2021.

Para el regreso presencial a las aulas en septiembre reclamamos:

- Medidas de organización escolar y recursos sanitarios: Flexibilidad de horarios, reducción de ratios por aula, dotación de profesorado y otro personal en número suficiente, desdobles, recursos extraordinarios, entradas y salidas escalonadas, jornada única, distanciamiento en (patios, comedor, gimnasio, clases, etc.), test masivos, desinfección, EPIS, medidas higiénicas y personal sanitario en los centros.

- Medidas académicas: Adaptación del currículo para el próximo año, recuperación de aprendizajes no adquiridos, cambios en la metodología, convivencia, orientación académica emocional y psicopedagógica, educación presencial y a distancia, formación, orientación y apoyo al profesorado.

- Medidas de atención al profesorado de más edad y docentes con patologías previas como grupo de riesgo: especial atención al profesorado que presenta estas características, llevando a cabo las medidas preventivas adecuadas.