El Gobierno cumple con CSIF y aprueba la subida prevista para 2020
-CSIF trabajará ahora por un nuevo acuerdo salarial y la mejora de las condiciones laborales

El Gobierno ha dado luz verde a la subida salarial del 2 por ciento prevista para 2020, cumpliendo así con el compromiso trasladado a CSIF por el director de gabinete de Pedro Sánchez y por el propio departamento de Carolina Darias, que el pasado viernes nos adelantaron que se aprobaría “a la mayor brevedad”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, valora esta medida y agradece el trabajo de miles de empleadas y empleados públicos que en toda España han secundado durante los pasados meses las movilizaciones llevadas en solitario por nuestro sindicato para evitar el retraso en la subida salarial. Tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la subida pactada en 2020, CSIF espera recuperar cuanto antes el tiempo perdido y comenzar la negociación en las mesas recientemente constituidas, donde nuestro sindicato ostenta la mayoría.

En este sentido, CSIF tiende la mano al Ejecutivo y en concreto a la nueva ministra de Función Pública, para alcanzar acuerdos estables y dignificar la labor de los/as profesionales de las administraciones públicas que siempre han estado a la altura, en tiempos difíciles de recortes, para garantizar a la ciudadanía su prestaciones y servicios.

CSIF espera que las políticas en materia de Administraciones Públicas regresen al centro de las políticas de Estado con un plan de choque sobre plantillas (en los próximos 10 años se van a jubilar 905.000 personas) y un nuevo acuerdo para la mejora del empleo público y retribuciones, dado que el vigente expira este año.

Desde CSIF, también buscaremos acuerdos en ámbitos como la carrera profesional, evaluación del desempeño, equiparación de retribuciones entre administraciones, estabilidad y mejora en la calidad del empleo, entre otras, muchas de ellas contenidas en el acuerdo de coalición alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos.

Debemos dignificar y situar en el centro de las reformas al colectivo de empleados y empleadas públicas que, con profesionalidad y entrega, han mantenido el funcionamiento del Estado, contribuyendo a la recuperación económica y a los compromisos de estabilidad.