Miguel Borra, reelegido presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) para los próximos cuatro años
- Miguel Borra: “El voto de los 2,5 millones de empleados y empleadas públicas volverá a ser decisivo en las próximas elecciones generales y nos leeremos con lupa los programas”
- Las prioridades de CSIF para los próximos 4 años son la recuperación del 19 por ciento del poder adquisitivo perdido, las 35 horas, la jubilación voluntaria a los 60 años y la reforma de la Ley Sindical

Miguel Borra Izquierdo ha sido reelegido este jueves presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) –sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado—por los 470 compromisarios que participaron en el IX Congreso General Nacional de la central, celebrado en Valladolid.

Miguel Borra Izquierdo, nacido en Zaragoza en 1968. Licenciado en Ciencias Económicas, Economía Aplicada por la Universidad de Zaragoza; Master de gestión de la calidad en las Administraciones Públicas por la UNED. Pertenece al Cuerpo Técnico de la Función Administrativa en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

Borra fue elegido por primera vez presidente de CSIF el 30 de noviembre de 2011, en el VII Congreso General Nacional.

Junto a Borra, Antonio Díaz García ha sido designado vicepresidente nacional y Begoña Montero Medina secretaria general nacional.

Asimismo, fueron designadas al frente de las secretarías de área: Francisco Lama Peaguda, Milagros Dorronzoro Fábregas, Encarna Abascal Pérez, Pedro Poves Oñate, Eva Fernández Urbón y Andrés Montero Lavado.

Estas son las prioridades de CSIF para los próximos 4 años.

  1. Negociación de un nuevo acuerdo de mejora de empleo y condiciones laborales y retributivas de las personas trabajadoras de las administraciones públicas. 35 horas semanales en todas las administraciones públicas.

Los empleados públicos todavía arrastramos una pérdida de poder adquisitivo de hasta el 19,6 por ciento (más de un 20 por ciento si sumamos los recortes de las comunidades autónomas), desde 2010. Tenemos que poner fecha a esta recuperación y firmar un acuerdo plurianual.

En este contexto, reclamaremos la recuperación de la estructura salarial previa a los recortes de 2010, que permite que los empleados públicos perciban el 100% de la paga extra.

Igual Trabajo, igual salario. Habilitación de crédito para paliar las desigualdades retributivas existentes entre los empleados/as públicos/as dependientes de las diferentes administraciones públicas.

  1. Plan de rejuvenecimiento de la Administración, renovación de 300.000 puestos de trabajo en 4 años y reducción de la temporalidad

CSIF propondrá la recuperación de la jubilación voluntaria a los 60 años para el conjunto de los empleados/as públicos, dentro de un plan de modernización de la Administración. Queremos impulsar un profundo debate en el marco de los Pactos de Toledo y el Diálogo Social para enmarcarlo en un Plan de recursos humanos y modernización de nuestras administraciones públicas.

Calculamos que en los próximos cuatro años se podrían renovar hasta 300.000 puestos de trabajo en toda España, con las consecuentes ofertas de empleo público (no queremos un empleado público de más, pero tampoco ninguno de menos).

CSIF reclamará asimismo la jubilación anticipada para determinados colectivos que desempeñan funciones especialmente penosas por coeficientes reductores de la edad de jubilación en el Régimen General de la Seguridad Social.

Por otra parte, la temporalidad en las administraciones supera ya a la del sector privado (28,2 frente al 25,9 por ciento del sector privado). Por eso, es preciso agilizar los procesos de reducción de temporalidad en el empleo público y la eliminación de la tasa de reposición.

  1. Plan de Modernización de nuestras Administraciones Públicas y reversión servicios públicos externalizados

Revertir la competencia sobre los servicios públicos externalizados y privatizados. Esta medida debe ir unida a un compromiso en el que se determinen los servicios que siempre deben de ser prestados por las administraciones públicas. A lo largo de estos últimos años ha sido práctica habitual que, al amparo de la falta de recursos humanos en los servicios públicos, parte de ellos se hayan externalizado, incrementando sustancialmente el gasto público.

A ello debemos sumar la eliminación de competencias en servicios públicos esenciales (sanidad, nacionalidades, etc.) CSIF defenderá la reversión de dichos servicios a las distintas administraciones públicas y que estos sean prestados por empleados públicos

  1. Reforma de la Ley Sindical.

En este sentido, para responder a la necesidad de trasladar al ámbito sindical el pluralismo democrático de la sociedad española, reclamamos la modificación de la Ley Orgánica de Libertad Sindical para que sea suficiente el 5 por ciento de representatividad para estar presente en los ámbitos de negociación, tal como ocurre en el ámbito político, donde se precisa únicamente entre el 3 y el 5 por ciento.

La legislación sindical actual establece una coraza que impide crecer a otras opciones legítimas y deja sin representación a muchos ciudadanos.