CSIF exige rectificar a ‘El País’ por acusar a los empleados de Paradores de cobrar "por estar en su casa" en el confinamiento
14 de Julio de 2022

No les pagan por quedarse en casa. A los empleados de Paradores nunca les han pagado por quedarse en casa. Y, si se quedaron en casa durante el confinamiento, fue porque no quedó otro remedio. Y a un precio muy alto. Sus sueldos se rebajaron hasta el 50% por culpa de la prima de producción. Y hubo nóminas que no llegaron a los 600 euros. Y hasta podríamos hablar de empleados que tuvieron que ir a comedores sociales porque no encontraron otra solución.

___________

La información de El País ha ofendido a los 4.000 empleados de Paradores que nunca han cobrado por quedarse en sus casas

___________

Por supuesto que, desde CSIF, pedimos a la empresa que hiciese un ERTE. Es más, no se lo pedimos. Se lo exigimos. Los empleados hubiesen cobrado más. Pero la empresa, en una decisión que para CSIF respondió a la demagogia, se negó a hacerlo y las condiciones salariales de los trabajadores se quedaron a la intemperie. Por eso discrepamos de la información, publicada el 12 de julio en EL PAÍS (CLIC AQUí) firmada por Ramón Muñoz y titulada: “Los trabajadores de Paradores cobrarán un plus de 2 millones de euros por estar en su casa durante el confinamiento”.

CSIF ha exigido una rectificación a 'El País' en nombre de los 4.000 empleados de Paradores, porque ese lenguaje a los trabajadores les ha resultado despectivo, hiriente. Nos les van a pagar por quedarse en casa, sino por lo que se negó a hacer Paradores, que era el ERTE que reclamábamos todos los sindicatos. Y ahora, que una sentencia del Tribunal Supremo nos da la razón, nunca podíamos pensar que un periódico como EL PAÍS les dedicase ese titular que ha ofendido desde el primer hasta el último trabajador de Paradores.

Los empleados de Paradores son una legión de mileuristas. Es más, hay trabajadores, que llevan más de 25 años en la empresa, que ni siquiera llegan a los 1.000 euros mensuales. Y nunca en la vida les han pagado por quedarse en casa voluntariamente. Otra cosa es que en una época excepcional como el confinamiento la empresa tratase de apartarles a cualquier precio y no le importase que a algunos compañeros no les llegase ni para comer. Eso fue lo realmente duro. Y desde CSIF no podíamos quedarnos cruzados de brazos. Así que nadie se confunda: esto no es un regalo, sino el pago de una deuda que llevamos a los juzgados.

________

CSIF es la 2ª fuerza sindical en Paradores