CSIF exige a las empresas públicas no desprestigiar el teletrabajo de estos meses
El sindicato constata que hay empresas en las que el 97% de la plantilla está teletrabajando con la productividad de siempre en los puestos en los que puede hacerse.
01 de Junio de 2020

Hoy nos escribía un trabajador de una empresa pública en la que ya ha empezado la reincorporación fisica de una parte de la plantilla. "Hay una estrategia por desprestigiar el teletrabajo que con gran esfuerzo hemos desarrollado los trabajadores durante estos dos meses. Es una manera de justificar la necesidad de regresar lo más rápido posible. Dicen que hemos realizado trabajo a distancia y no teletrabajo ya que no ha estado regulado ni ha tenido medidas de control". Ante todo, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige juego limpio a las empresas públicas y eso no es juego limpio entre otras razones porque esa misma empresa no puede aportar ningún dato ni inforne que demuestre la falta de productividad de esos trabajadores ni el número de ellos que no puede teletrabajar. CSIF entiende que el teletrabajo ha salido claramente reforzado durante la pandemia y no puede ser una herramienta de usar y tirar. El sindicato constata que hay empresas públicas en las que el 97% de la plantilla ha estado teletrabajando y la productividad ha sido la misma de siempre. Por eso CSIF exige mantener como mínimo el teletrabajo hasta el fin del Estado de Alarma y, tal y como exige la Ley, respetar su carácter preferencial en estos momentos. El sindicato justifica que, una vez que pase la crisis, ya habrá tiempo de definir una nueva organización en la que el trabajo a distancia deberá formar parte de las nuevas reglas de juego que ha traído la crisis del COVID-19. Y eso pasa por fortalecerlo, nunca por desprestigiarlo.