Indignación de CSIF por el fallecimiento del brigadista Daniel Gullón: urge la aprobación del Estatuto Básico del bombero forestal
18 de Julio de 2022

Concentración simbólica y en silencio ante la Delegación Territorial de la Junta en Zamora por el fallecimiento del brigadista Daniel Gullón. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta “profundamente” el fallecimiento del brigadista forestal Daniel Gullón, tras quedar atrapado por las llamas en el incendio de Losacio (Zamora), y traslada sus condolencias y apoyo a la familia, en un momento tan difícil y doloroso. Asimismo, lanza su indignación contra el Gobierno central y la Junta de Castilla y León, por seguir sin reconocer ni regular la figura del bombero forestal. “¿Cuántos brigadistas tienen que fallecer para que se legitime esta profesión, y para que se establezcan unas condiciones laborales dignas?”, afirma CSIF, que recuerda que lleva años exigiendo la creación del Estatuto Básico de Bomberos Forestales. El Gobierno está incumplido su compromiso de aprobar la creación del Estatuto Básico de Bomberos Forestales, “que reconozca las funciones propias de estos servicios en el medio natural y rural, así como otros aspectos de salud y prevención, riesgos laborales, categorías profesionales y sus especificaciones de formación, asegura CSIF. Han pasado casi tres años desde que el Gobierno se comprometió en sacar adelante esta Ley y desde entonces, ni siquiera el proyecto de Ley ha sido tramitado por el Consejo de Ministros, denuncia. Se da la circunstancia de que el manguerista de autobomba fallecido tiene 62 años, una edad en la que ya no se puede ni se debe estar en la primera línea de la extinción de un incendio forestal, indica CSIF. “En un parque de un servicio de extinción de incendios, de cualquier ciudad, un bombero con esa edad podría estar jubilado. Pero como el bombero forestal no está reconocido en Castilla y León, ni existe una normativa sobre sus condiciones de su trabajo o prevención, hay más posibilidades de que ocurran estos accidentes”. Además, CSIF vuelve a reclamar a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio que dialogue y acuerde un servicio contra los incendios forestales, integral, con operativos del 100% desde la primavera, con un personal estable, formado y reconocido que esté activo todo el año, y que realice tareas de prevención y limpieza de los montes. Los cambios climatológicos que están detectando, que provocan fuegos más explosivos, e importancia de la sostenibilidad medioambiental, “exige un servicio antiincendios debidamente dimensionado, con un personal profesional y en unas condiciones acorde a la peligrosidad y especialización de la tarea”. Delegados de los agentes forestales y representantes de CSIF Zamora han realizado hoy una concentración simbólica de cinco minutos ante la Delegación Territorial de la Junta, para apoyar a la familia del brigadista fallecido, y denunciar las deficientes condiciones laborales en las que trabajan los bomberos forestales. CSIF ha recalcado que van a vigilar la prevención laboral en este sector, para evitar accidentes como el ocurrido en el incendio de Losacio.