CSIF reclama medidas urgentes para facilitar las bajas laborales por Covid y aliviar la carga de trabajo a los médicos
El sindicato independiente pide que se agilicen los trámites con un solo documento de oficio, sin que sea necesario el médico de familia para la obtención de la baja laboral por Covid. Los centros de salud se encuentran desbordados ante el crecimiento de contagios, y las administraciones siguen en completa inacción y sin reforzar el personal sanitario.
12 de Enero de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera que, ante el continuo crecimiento de contagios entre profesionales de Sacyl y ciudadanos en esta sexta ola de la pandemia, se deben aplicar medidas urgentes para facilitar las bajas y las altas laborales por Covid.

La Atención Primaria ha pasado del colapso a la caída libre, por la falta de personal, asegura CSIF. El médico no puede dedicar apenas tiempo a los pacientes, y la burocratización de la gestión de la incapacidad temporal (bajas y altas) por Covid se ha disparado, obligando al facultativo a priorizar la gestión de las bajas laborales. “Ha pasado de resolver problemas clínicos, valorando directamente al paciente, a ser meros gestores de bajas de contagios Covid”, lamenta CSIF.

Ante esta insostenible situación, “es necesario agilizar la gestión de las bajas laborales por Covid, descongestionando y derivando este trámite a otros organismos, como pueda ser el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), mutuas de trabajo o médicos de empresa, en un único parte de alta/baja de siete días de duración”, considera CSIF.

De esta manera, no sería necesario un justificante médico, como ya ocurre en otros países de la Unión Europea. Así se tramitarían las bajas de oficio, una vez comunicado el resultado positivo del test autodiagnóstico de antígenos por parte del paciente a Salud Pública.

Esta saturación podría y debería aliviarse estableciendo un mecanismo a nivel nacional, por el que los facultativos tramitaran simultáneamente los partes de baja y de alta en un solo acto médico. Al no tener que contactar nuevamente el contagiado con su médico de Atención Primaria, se aligeraría la burocratización a la que están sometidos los médicos.

Además, si no se exige que ningún profesional sanitario de la sanidad pública realice el auto test, ni corrobore su validez a la hora de considerar la infección por Covid, “¿por qué es necesario que un médico de familia gestione un parte de alta y otro de baja sin ver al paciente?, se pregunta CSIF.

A los médicos no se les puede sobrecargar más, exigiéndoles realizar trámites burocráticos, paralizando el resto de la atención sanitaria no Covid, “ya dramáticamente mermada desde hace dos años. Esta función burocrática, como venimos diciendo, la pueden llevar a cabo perfectamente otros organismos y profesionales a los que se debería otorgar la habilitación correspondiente”, indica CSIF.

Los médicos de familia están dando bajas y altas sin que haya una valoración médica previa, cuando la responsabilidad es suya, y. su función es resolver problemas clínicos, añade.