CSIF reclama mayor protección laboral para los vigilantes de seguridad frente a la falta de medios y el intrusismo que soportan
EMPRESA PRIVADA
20 de Mayo de 2022

Con motivo del Día de la Seguridad Privada, que se celebra el 21 de mayo, el sindicato destaca la importante labor que desempeña este colectivo, que suma alrededor de 7.000 vigilantes en la provincia de Málaga

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas y con presencia creciente en la empresa privada, con motivo del Día Nacional de la Seguridad Privada, que se celebra este sábado 21 de mayo, destaca la importante labor que desarrollan los vigilantes de seguridad, al tiempo que denuncia la falta de medios y el intrusismo laboral que soporta el colectivo.

Estos profesionales, que suman alrededor de 7.000 en la provincia de Málaga -unos 20.000 en Andalucía-, demuestran diariamente un intenso esfuerzo por garantizar la seguridad y el bienestar de la ciudadanía, fruto de un compromiso y una preparación exhaustiva, a pesar de las continuas dificultades a las que se enfrentan derivadas de la falta de medios y el intrusismo profesional.

Además, el sindicato denuncia que el colectivo de vigilantes de seguridad privada soporta pérdidas socioeconómicas insostenibles que rondan el 30% en las tres últimas décadas, y considera que es necesario introducir medidas que eviten el deterioro de sus condiciones laborales y repongan parte de los derechos arrebatados al colectivo.

CSIF Empresa Privada Málaga subraya que “las empresas 'pirata', la poca colaboración del Ministerio del Interior, el constante empobrecimiento, la deficiente formación y el intrusismo laboral han llevado al colectivo a una precarización extrema que urge atajar”.

Por otro lado, el sindicato denuncia que la Ley de Seguridad Privada no se ajusta a la realidad del sector y, en muchas ocasiones, deja en situación de desprotección a los trabajadores, como ocurre cuando son víctimas de agresiones en el desempeño de sus funciones. A este respecto, hace un llamamiento a las empresas del sector para que tomen las medidas necesarias de protección y garanticen así la seguridad y la salud de las plantillas frente a las agresiones que en repetidas ocasiones sufren los vigilantes.

CSIF lleva años reclamando un convenio que no sólo regule las condiciones salariales, sino que garantice los derechos laborales del colectivo, regulando aspectos como las ‘necesidades del servicio’, de forma que no perjudiquen al trabajador por asuntos que nada tienen que ver con su desempeño profesional.

Igualmente, el sector de Empresa Privada de CSIF Málaga reclama un mayor control para evitar el grave problema del intrusismo que padece el colectivo de vigilantes, pese a que la ley 5/2014 de Seguridad Privada es muy clarificadora con respecto a su contratación por parte de empresas autorizadas y que su incumplimiento se encuentra severamente castigado.

Finalmente, con motivo del Día Nacional de la Seguridad Privada, CSIF muestra su reconocimiento a estos profesionales, muchas veces olvidados y abandonados por empresas y administraciones públicas, que, pese a las deficientes condiciones laborales que soportan, dan lo mejor de sí mismos por el conjunto de la sociedad.