CSIF Educación Andalucía exige más inversión en plantilla docente y considera insuficientes los efectivos para el próximo curso escolar
ACTUALIDAD |EDUCACIÓN
14 de Julio de 2022
  • El sindicato cree que se queda corta la incorporación de 4.320 efectivos a partir de septiembre y cree “poco ambicioso” el planteamiento de la Administración para la enseñanza pública

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, considera “insuficientes” los recursos personales que se ponen en juego para el próximo curso escolar, “no sólo por la situación de pandemia, que sigue estando ahí, sino porque el sistema educativo público andaluz requiere una mayor inversión en plantillas que posibilite una adecuada atención a la diversidad e individualizada al alumnado, con más apoyos, desdoble de grupos y menor ratio”.

Así lo ha puesto de manifiesto la presidenta del Sector de Educación de CSIF-A, Elena García, después de que en la Mesa Sectorial de Educación celebrada este lunes se comunicara la incorporación de 4.320 docentes de las distintas especialidades para el curso escolar 2022-2023.

Pese a reconocer el esfuerzo que hace la Administración educativa para sumar estos efectivos, CSIF entiende que “es poco ambiciosa la postura de la Junta en materia de personal docente de la educación pública, puesto que debería ir un paso más allá y consolidar las plantillas adicionales por la Covid de forma estructural, y no coyunturalmente”.

CSIF ha exigido a Junta de Andalucía que no se tengan que negociar cada año las plantillas docentes, sino que se consoliden los refuerzos Covid, porque “ha quedado demostrado que son docentes imprescindibles para el sistema educativo andaluz e incluso se quedan cortos para ofrecer la calidad educativa que alumnado merece”.

Según la central sindical, “la pandemia ha puesto de relieve el déficit que las plantillas que el sistema educativo público andaluz arrastraba previamente, por lo que los refuerzos de personal docente realizados con motivo de la Covid-19 para el curso que acaba de terminar, que han alcanzado los 5.000 efectivos, deberían mantenerse de forma estructural, quedando consolidados en el sistema y sin tener que estar cada curso escolar negociando las plantillas, como ha sucedido estos últimos años”.