El Defensor del Pueblo admite la queja de CSIF Sanidad Andalucía sobre las funciones obsoletas y sexistas del colectivo de celadores descritas en una normativa aún en vigor
ACTUALIDAD|IGUALDAD
07 de Julio de 2022
  • El sindicato recurrió a esta institución después de dirigir varios escritos a las Consejería de Salud y de Igualdad en demanda de actualizar el estatuto que regula dichas funciones

El Defensor del Pueblo Andaluz ha admitido a trámite la queja que la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía trasladó a este organismo con fecha 27 de mayo pasado sobre las funciones obsoletas y sexistas recogidas para el colectivo de celadores y celadoras del Servicio Andaluz de Salud en el Estatuto de Personal no Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social. Se trata de una normativa preconstitucional aún en vigor que, a juicio del sindicato, “es urgente actualizar y adaptar para acabar con este anacronismo”, según el Sector de Sanidad de CSIF-A.

El Defensor, sin entrar en el fondo de la cuestión, emplaza a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y a la Dirección General de Personal del SAS a “resolver y notificar expresamente, sin más dilaciones, las cuestiones planteadas” por la central sindical. CSIF ya había pedido previamente desde varias instancias de la organización (tanto desde el Sector autonómico de Sanidad como desde el Área de Igualdad) que los departamentos implicados iniciaran con carácter inmediato las negociaciones oportunas para actualizar dicha normativa desfasada.

El sindicato recuerda que el artículo 14.11 de la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, establece que “a los fines de esta Ley, serán criterios generales de actuación de los Poderes Públicos la implantación de un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo y su fomento en la totalidad de las relaciones sociales, culturales y artísticas”, lo que implica un mandato legal para que se utilice en todas las Administraciones Públicas.

Asimismo, alude al artículo 4.10 de la Ley 12/2007, de 26 de noviembre, para la promoción de la igualdad de género en Andalucía, que establece “la adopción de medidas necesarias para eliminar el uso sexista del lenguaje y garantizar y promover la utilización de una imagen de las mujeres y los hombres, fundamentada en la igualdad de sexo, en todos los ámbitos de la vida pública y privada”.

En su argumentación, la central sindical hace referencia también a los artículos 9.1, 77c de la Ley 9/2018 de modificación de la Ley 12/2007 de 26 de noviembre para la promoción de la Igualdad de Género en Andalucía, donde se refleja que “las Administraciones públicas de Andalucía garantizarán un uso no sexista del lenguaje y un tratamiento igualitario en los contenidos e imágenes que utilicen en el desarrollo de sus políticas, en todos los documentos...”

Algunas de las funciones a desempeñar por los profesionales –recogidas en dichos estatutos preconstitucionales-- están obsoletas, como es el caso, por ejemplo, del personal Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE), o incluso son sexistas en el caso de los Celadores, argumenta el Sector de Sanidad de CSIF Andalucía. “Funciones que, en definitiva, no se corresponden con la realidad y con la necesidad asistencial de los centros del Servicio Sanitario Público Andaluz”, insiste.

Igualmente, CSIF recuerda que hay otras comunidades que ya han adaptado los estatutos de dicho personal, como Castilla León (mediante la Ley 2/2007 del Estatuto jurídico del personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León) y Murcia (a través del decreto 119/2002 por el que se configuran las opciones correspondientes a las categorías del personal estatutario del Servicio Murciano de Salud).

Por todo ello, CSIF insiste en reclamar al titular de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía que, de manera inmediata, se lleven a cabo las oportunas negociaciones en las mesas correspondientes para adaptar y actualizar la normativa que rige las funciones del conjunto de los profesionales que forman parte del SAS.