CSIF logra que el contagio por Covid 19 sea enfermedad profesional en la Sanidad
- Reclamamos al ministro Escrivá que la medida se aplique de manera efectiva al conjunto de plantillas de centros sanitarios y socio-sanitarios
- La medida es positiva pero insuficiente: debe ampliarse a todos los trabajadores/as que por su actividad estén en contacto directo con el virus
- CSIF exige que se aplique con carácter retroactivo y de oficio, con efectos inmediatos a todos los trabajadores/as contagiados hasta el momento

El consejo de ministros ha aprobado que el contagio por Covid-19 sea reconocido como enfermedad profesional para el personal de la Sanidad, como reivindicó la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, desde el inicio de la pandemia.

Desde el sindicato, en un escrito enviado al ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, exigimos que se apliquen procedimientos ágiles y eficaces para que los trabajadores/as contagiados por este virus accedan a la cobertura de manera inmediata y efectiva.

Para CSIF, se trata de una medida de justicia para todas las plantillas que siguen en primera línea, aunque este reconocimiento debe aplicarse con efectos inmediatos, carácter retroactivo y de oficio a todos los contagiados hasta la fecha.

Las cifras son alarmantes y España sigue siendo el primer país del mundo con más contagios entre el personal de la Sanidad, con cifras de contagios en este colectivo cercanas a los 120.000 desde el inicio de la pandemia.

Seguiremos reivindicando, asimismo, que este reconocimiento se amplíe al conjunto de las personas trabajadoras que por su actividad laboral puedan estar expuestas al virus, tal y como marca el Real Decreto sobre enfermedades profesionales (personal expuesto a agentes biológicos).

CSIF reclamó esta medida al comienzo de la pandemia

El reconocimiento de la enfermedad profesional amplía la protección de los trabajadores/as a efectos de pensiones o indemnizaciones a lo largo de toda la vida, si la enfermedad provoca secuelas o muerte. Hasta ahora únicamente se consideraba accidente de trabajo con una protección limitada a los cinco años posteriores al contagio.

CSIF fue el primer sindicato que el pasado 5 de marzo solicitó que el contagio por el Covid-19 debía considerarse a todos los efectos enfermedad profesional, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), y así lo trasladamos a los Ministerios de Sanidad, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y Política Territorial en distintos escritos y a los grupos parlamentarios para que apoyasen nuestra justa reivindicación.

Además, hicimos llegar nuestra propuesta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una carta enviada el pasado abril, en la que extendimos esta reivindicación al conjunto de las personas trabajadoras que por su actividad laboral estén expuestas al virus.