"Coidamos, non maltratamos. Non imos consentir que se dubide da nosa profesionalidade"
-Personal del CRAPD 1 de Vigo se concentran a las puertas del centro en protesta por las falsas acusaciones vertidas por una asociación de usuarios sobre supuestos malos tratos a los residente
-Montserrat Rodríguez Arribas, de CSIF Galicia, agradece el apoyo recibido por compañeras y compañeros de otros centros de la provincia de Pontevedra que secundaron esta concentración en sus respectivos centros
21 de Diciembre de 2022

Personal del Centro de Atención a Personas dependientes del Meixoeiro de Vigo (CRAPD 1) se concentraron esta mañana a las puertas de la residencia bajo el lema: “Coidamos, non maltratamos”, para manifestar así su rechazo a las graves acusaciones vertidas sobre su profesionalidad y trato a los residentes por parte de la Asociación de Familiares y Usuarios de Residencias y de la Dependencia.

Los trabajadores y trabajadoras fueron convocados por el Comité de Empresa y recibieron el apoyo de compañeros/as de otras residencias de la provincia de Pontevedra, que secundaron la concentración a la misma hora a las puertas de sus respectivos centros.

La portavoz de Igualdad de CSIF Galicia, Montserrat Rodríguez Arribas, que forma parte del Comité de Empresa del CRAPD 1, agradece todos los apoyos recibidos tanto hoy como a lo largo de estos días, en los que la citada Asociación ha intentado engañar a la opinión pública con una serie de acusaciones de extrema gravedadad, “que son, además, calumnias e injurias”.

Rodríguez Arribas reiteró que acudirán a la Fiscalía para que investigue estas acusaciones, en las que se aseguraba que se estaban dando casos de malos tratos a los residentes, como someterlos con sujeciones, suministrarles drogas o esconderles prótesis, “que consideramos constitutivas de delito y que se están haciendo amparadas en unas fotos de las que no se puede acreditar su autoría ni su veracidad”.

Para CSIF, se trata de unos hechos “indignantes” y de “extrema gravedad”, pues cuestionan la calidad y el buen hacer de los trabajadores/as, “que siempre defendimos y defenderemos los servicios públicos de calidad y no vamos a consentir que se ponga en duda nuestra profesionalidad”.

En este sentido, Rodríguez Arribas recordó cómo durante los años de pandemia este colectivo demostró sobradamente su trabajo y entrega, poniendo en riesgo incluso sus propias vidas. Un trabajo gracias al que en este centro se registró una tasa de mortalidad muy baja, nada comparable a muchos centros privados.

Ver Galería