CSIF rechaza la externalización del sevicio de mantenimiento de los Hospitales Naval y Arquitecto Marcide de Ferrol
CSIF lamenta que el SERGAS vuelva a optar por desviar dinero público a empresas privadas, pese a estar demostrada la eficacia de los equipos públicos que acometen estos trabajos
12 de Septiembre de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia la reciente aprobación en Consello de la Xunta del nuevo contrato del servicio de mantenimiento y conservación de los Hospitales Naval y Arquitecto Marcide de Ferrol, por adjudicarlo a la empresa privada, que primará su propio beneficio económico a la calidad del servicio y al ahorro a largo plazo para la administración.

La decisión del SERGAS afectará al servicio íntegro del Hospital Naval y a parte del mantenimiento del Arquitecto Marcide, que ya en su día sufrió la externalización de los calefactores de la central térmica, “que no sólo empeoró el servicio –afirma CSIF Sanidad- sino que nos hipotecó durante ocho años, a los que ahora se suman tres años más”.

“El Sergas vuelve a regalar casi tres millones de euros de dinero público –añaden desde la Central Sindical- para beneficiar a una empresa privada que mejorará sus ingresos en detrimento del servicio y de las condiciones laborales del personal afectado”.

En este sentido, CSIF recuerda, por ejemplo, en el caso de la térmica del Arquitecto Marcide, que en el anterior pliego de cláusulas administrativas, en su punto 8, en el que se recogen las obligaciones del adjudicatario, se establecía la obligatoriedad de garantizar la presencia física en el CHUF de los técnicos correspondientes, con el fin de dar cobertura 24 horas al día los 365 días del año, conforme a lo establecido en el contrato, “punto que nunca se cumplió”.

La Central Sindical asegura que sólo había un técnico en turno de mañana, de manera que si surgía alguna emergencia de tarde o en turno de noche, o bien se intentaba resolver por vía telemática o, en último término, finalmente tenían que acudir trabajadores del SERGAS.

CSIF lamenta que, tal y como sucedió con el caso de las calderas, la Dirección del Área Sanitaria no mostró ningún interés en escuchar a los distintos representantes sindicales que nos oponemos a esta política de privatizaciones.