CSIF sale en defensa de los delegados de personal del ayuntamiento de Pontevedra
-Lamenta la falta de respeto por el legítimo trabajo sindical que ha demostrado Carme Fouces con sus ataques a los representantes de los empleados del concello
-CSIF reitera la necesidad de un cambio de interlocutor para poder desbloquear la actual situación y avanzar en la necesaria negociación de mejoras de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores




25 de Marzo de 2022

La Central Sindical Independiente y de funcionarios (CSIF) Pontevedra quiere hacer público el apoyo a todos los trabajadores del ayuntamiento de Pontevedra y, en especial, a sus legítimos representantes, ante las graves acusaciones vertidas por la concejala de Personal, Carme Fouces, que acusó a los delegados de personal de “grupo de machirulos que intentan tumbar el gobierno”.

CSIF Pontevedra considera inadmisible que un miembro de un gobierno municipal se dirija de esta manera a los representantes de los trabajadores -que legitimante han sido elegidos en elecciones sindicales- y sólo demuestra el desprecio que siente el gobierno del BNG por los empleados públicos, “sobre todo si no son de su cuerda”.

En este sentido, CSIF recuerda que no es la primera vez ni el único ayuntamiento liderado por el grupo nacionalista en el que se producen salidas de tono similares cuando existen discrepancias entre el Gobierno local -más algún sindicato afín- y las juntas de personal, “en un claro intento de embarrar el campo y tratar de posicionar a los ciudadanos y a los propios trabajadores en contra de sus representantes legales”.

Esta Central Sindical recuerda que los delegados sindicales simplemente están realizando su trabajo, intentar negociar mejoras en las condiciones laborales y salariales de los empleados públicos del ayuntamiento, pero no sólo no encuentran un interlocutor válido sino que están siendo sometidos a una auténtica política de “Kale Borroka institucional” para deslegitimarlos

“Se trata de negociar, no de imponer dictatorialmente, tal y como se ha venido haciendo, además, desde el principio de la legislatura”, explican desde CSIF, de ahí que la petición de un interlocutor diferente no sea nueva, “simplemente ahora se hace más urgente e incuestionable que nunca tanto por la falta de diálogo como por la falta evidente de respeto, a los representantes de los trabajadores y, por extensión, al legítimo trabajo sindical”.

CSIF advierte de que son mentira los argumentos de la concejala, que atribuye a los delegados de personal absentismo de las reuniones y falta de interés real por negociar, y la anima a hacer públicas las continuas propuestas que la parte sindical ha puesto encima de la mesa y la concejala ha rechazado una y otra vez.

Para la Central Sindical, es urgente desbloquear la situación que se ha generado y avanzar, y eso sólo pasa por un cambio de interlocutor, por lo que “seguiremos apoyando y animando a nuestros compañeros y compañeras en su lucha por una negociación real y justa por los derechos de los empleados públicos del ayuntamiento de Pontevedra.