CSIF protesta por los recortes e incumplimientos continuados de la Junta
11 de Marzo de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha realizado una concentración en Mérida para protestar por los "recortes" e "incumplimientos continuados" que sufren los empleados públicos por parte de la Junta de Extremadura y ha cifrado en 2.403 los empleos públicos perdidos en solo seis meses en 2021.



En declaraciones los medios frente a las consejerías de la zona de Morerías, el presidente de CSIF Extremadura, Benito Román, ha manifestado el "hartazgo reiterado por la pérdida de plantilla y el recorte e incumplimientos de la Junta".



Según ha asegurado, entre enero y julio del 2021 se han perdido 2.403 empleos públicos "dirigidos y destinados a los servicios básicos como son educación, sanidad y administración".



Una situación que "está ocasionando una alta carga a los empleados que se encuentran realizando sus funciones" y ha acusado a la Junta de que si no se sienta a poner al día las plazas que faltan, se van "a cargar el Estado de bienestar actual".



En cambio, según datos del CSIF, otras administraciones que no dependen de la Junta han visto incrementado sus empleos como son Universidad con 3.234 empleados (+80), administración local con 24.714 (+609) y administración general del Estado con 14.226 empleados (+15).



Román ha lamentado que, además de la pérdida de los empleos, la Junta tiene una "deuda de 400 euros de media con todos los empleados relacionada con el 2 por ciento del 2020 que se acordó en la mesa general junto con los tres sindicatos mayoritarios" y es la "única comunidad autónoma" en la que no se ha pagado esta subida.



Además, ha denunciado que "sigue bloqueada la carrera de desarrollo profesional", donde también hay acuerdo.



El dirigente sindical ha aseverado que, a pesar de que "se les aplaudió y reconoció su trabajo durante esta pandemia, no se merecen el ninguneo y desprecio" que sufren los empleados sanitarios y educativos.



Por último, CSIF ha pedido que se convoquen las mesas generales correspondientes para que "no sean trámites ni declaraciones de intenciones, sino para que se llegue a un acuerdo cuanto antes" en estas cuestiones y ha tendido la mano y está abierto al diálogo para "restituir los derechos y tratar de que las plantillas sean las adecuadas".



De no ser así, ha dicho Román, seguirán "luchando en los tribunales y con manifestaciones", además de pedir "responsabilidades políticas a quienes están firmando acuerdos que no cumplen" ya que es la ciudadanía quien "está y va a sufrir los problemas de no recibir lo que se merece" que no es otra cosa que "un servicio de calidad". EFE