CSIF apuesta por la estabilidad del empleo público y el fomento del teletrabajo en los pueblos ante el reto demográfico y territorial de Extremadura
Benito Román ha realizado estas propuestas en su comparecencia de hoy ante la Comisión de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio en la Asamblea en la que se ha tratado la propuesta de ley de medidas ante el reto demográfico y territorial de Extremadura.
11 de Enero de 2022

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Extremadura, Benito Román, apuesta por lograr la estabilidad del empleo público en los pueblos y zonas rurales de la región como parte de un plan de acción concreto e inmediato para evitar la despoblación.

Benito Román ha realizado estas propuestas en su comparecencia de hoy ante la Comisión de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio en la Asamblea en la que se ha tratado la propuesta de ley de medidas ante el reto demográfico y territorial de Extremadura.

Así, el presidente de CSIF ha señalado que el futuro de los pueblos está en que los jóvenes puedan desarrollar un proyecto viable de vida en las zonas rurales por lo que la estabilidad del empleo público contribuirá a evitar la despoblación.

Es un hecho, señala Román, que existe una alta rotación de trabajadores en los centros rurales por la elevada temporalidad y, en ocasiones por la falta de atractivo. Por eso, se debe estudiar, de forma inmediata, la posibilidad de establecer incentivos económicos para los puestos de difícil cobertura.

En este sentido, el presidente de CSIF ha ofrecido su colaboración para tratar este asunto, con carácter prioritario, en la Mesa General de Empleados Públicos y alcanzar un acuerdo.

Asimismo, Román considera necesario facilitar y fomentar el teletrabajo en las administraciones públicas para contribuir a que la población tenga un proyecto de vida en las zonas rurales extremeñas.

El presidente de CSIF, ha sido crítico con esta propuesta de Ley, porque se limita a exponer una batería de ideas generales, pero sin concretar nada, tan solo recoge un listado de medidas que ya se vienen realizando, pero que tal y como demuestran los datos no sirven para detener las tendencias demográficas que sufre Extremadura.

Según el Padrón, a lo largo del año 2020 nuestra región perdió 4.486 habitantes. Fuimos la cuarta comunidad autónoma con mayor descenso, un 0,42%, el triple que la media.

Con esto encadenamos ya diez años consecutivos de bajada de la población en Extremadura. Con poco más de 1.059.000 habitantes, estamos en la cifra más baja del último siglo. Habría que remontarse al censo de 1920 para encontrar un dato peor.

Pero entonces Extremadura representaba casi el 5% del total de la población del país, mientras que en la actualidad tan solo representa el 2,2%. Nuestra región pesa cada vez menos en el conjunto del país.

Para CSIF, la cuestión del reto demográfico y territorial debería ser una de las principales prioridades políticas para las administraciones públicas extremeñas, porque de ello depende nuestro futuro como región.

Síguenos en Twitter: @CSIFExtremadura y en https://www.facebook.com/CSIFdeextremadura