CSIF denuncia la falta de recursos de Orientación Educativa, Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje para una adecuada atención a la diversidad
Educación
19 de Mayo de 2022

CSIF, sindicato mayoritario en la Educación Pública en Córdoba y en Andalucía, denuncia la falta de recursos tanto materiales como personales que padece la atención a la diversidad en la provincia. A pesar del incremento del personal docente especialista de Pedagogía Terapéutica (PT) y de Audición y Lenguaje (AL) durante estos últimos cuatro años, resulta absolutamente insuficiente para atender al creciente número de casos existentes en los centros educativos.

Asimismo, la central sindical pone de relieve la falta de profesionales de Orientación Educativa en los centros de Educación Primaria y Secundaria, lo que dificulta una atención adecuada al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, así como la detección precoz de posibles casos. Así se desprende de los datos obtenidos en una reciente encuesta lanzada por CSIF y en la que se recoge el sentir general del profesorado de estas especialidades educativas y la realidad sobre las circunstancias en la que desarrolla su trabajo.

El Sector de Educación de CSIF Córdoba manifiesta la necesidad de que la Consejería de Educación y Deporte “solucione de una vez los problemas que llevamos registrando año tras año por el insuficiente número de profesionales de PT y AL”. En este sentido, la central sindical reclama a la Administración educativa reforzar las plantillas de estos docentes para poder ofrecer una adecuada atención educativa. Resulta revelador que más del 60% del profesorado de Pedagogía Terapéutica atienda semanalmente más de una veintena de alumnos en Córdoba. Del mismo modo, el 56,6% de los especialistas de Audición y Lenguaje atiende a más de 20 alumnos a la semana.

Estos profesionales denuncian que el número de sesiones semanales para atender al alumnado que posee necesidades específicas de apoyo educativo es “absolutamente ridículo y a todas luces insuficiente”, no permite una atención educativa de calidad y genera frustración, estrés y ansiedad entre los profesionales de la atención a la diversidad. La central sindical solicitó hace más de un mes a la Administración educativa información actualizada de los centros educativos en los que la labor del maestro de estas especialidades es compartida semanalmente en más de un centro, sin obtener repuesta hasta el momento.

CSIF Educación Córdoba subraya que a la falta de recursos materiales y elevadas ratios por docente, se suma la obligación de muchos profesionales de tener que atender a escolares en más de un centro educativo, lo que afecta a un 51% de maestros, de los que un 18,3% tiene incluso que compartir jornada laboral en tres instalaciones educativas a la semana.

Todo ello contribuye a atender a un elevado número de alumnos, pero con un escaso número de sesiones que ofrecer, tal y como corrobora el 93,4% del personal encuestado en Córdoba, que considera “insuficiente” el número de las sesiones que dedica al alumnado que presenta necesidades específicas de apoyo educativo, lo que imposibilita una atención individualizada que sea eficaz y beneficiosa para los menores. Igualmente, los profesionales se quejan de la falta de transparencia en los criterios que se utilizan a la hora de la asignación de centros.

Estas circunstancias, a juicio de la central sindical, afectan negativamente al tiempo que dedican al alumnado que presenta necesidades específicas de apoyo educativo y es un riesgo añadido para el profesorado, debido a los desplazamientos entre centros que se ve obligado a realizar en la jornada laboral. Además, esta itinerancia supone un menoscabo a sus condiciones laborales, puesto que no recibe contraprestación ni lectiva ni económica por ello. “Es prioritario que en todos los centros educativos exista, al menos, tanto un especialista de PT como de AL a tiempo completo”, según indica CSIF, que reivindica también un refuerzo en las plantillas de los profesionales de Orientación Educativa.

El colectivo de profesorado de PT y AL, que en el curso escolar 2021-2022 está integrado en Córdoba por aproximadamente 700 profesionales, critica las dificultades a las que se enfrenta a diario para dar una respuesta educativa adecuada y de calidad al alumnado con necesidades específicas por la escasez de medios y espacios con los que cuenta. En este sentido, un 59,1% de los encuestados considera “insuficientes” los recursos materiales y un 42,3% califica de “inadecuadas” las condiciones espaciales disponibles.

Los resultados de la encuesta también ponen en evidencia el elevado número de trámites burocráticos. En este sentido, el 98,5% de los entrevistados manifiesta “sentirse habitualmente abrumado por la cantidad de trámites administrativos que tiene que asumir en su quehacer docente, tiempo que impide en muchas ocasiones buscar materiales y diseñar actividades más atractivas y motivadoras para el alumnado”. Dicha carga burocrática va en menoscabo también de la atención educativa de calidad de la que es merecedor el conjunto del alumnado y, en especial, aquel que necesita un apoyo educativo específico.

En suma, exigen los recursos materiales y personales necesarios para brindar una atención educativa de calidad y mejorar las condiciones laborales de los profesionales de la atención a la diversidad.