CSIF insta a la Generalitat a que no obligue a sus trabajadores a acudir a sus puestos y proteja su salud
El sindicato señala que ni hay protocolos ni existen medidas de prevención
15 de Marzo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige que todos los empleados públicos de la Administración de la Generalitat Valenciana permanezcan en sus domicilios y no tengan que acudir mañana lunes a sus centros de trabajo hasta que no se haya elaborado un protocolo de actuación para evitar situaciones de riesgo por la crisis del coronavirus.

CSIF muestra su preocupación por la obligación que tienen todos los Empleados Públicos de su ámbito de a acudir mañana a su puesto de trabajo sin estar claro y tener determinado cuáles son los puestos esenciales de cobertura presencial y cuáles son los preceptivos para ser desempeñados a través de sistemas de teletrabajo.

El sindicato considera que en varios centros de trabajo en los que desarrollan su labor estos empleados no se dan las condiciones más idóneas para trabajar, ni por la distancia que hay entre los trabajadores ni por el número que están en una misma zona.

En este sentido, CSIF recuerda a la consellera que son cientos los empleados públicos que mañana están obligados a viajar como lo hacen habitualmente, en autobuses o compartiendo coches particulares para llegar desde su lugar de residencia a su puesto de trabajo. Autobuses y vehículos que difícilmente van a estar acondicionados para que, entre los usuarios, se guarde la distancia de seguridad para la no propagación del COVID-19, tal como se establece en el art. 14.2.g) del R. Decreto 463/2020.

Así, CSIF exige a la Generalitat Valenciana que ordene de forma inmediata la permanencia en casa de todos los trabajadores hasta la concreción y publicación de todas las medidas a adoptar.