La Comunidad de Madrid ya puede volver a la jornada semanal de 35 horas en el ámbito público
- CSIF exige comenzar la negociación cuanto antes una vez que Hacienda ha dicho que Madrid ha cumplido con la regla de gasto
- Pide a los partidos que se presentan a las elecciones autonómicas un compromiso en este sentido
14 de Mayo de 2019

La Unión Autonómica de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha instado a la Comunidad de Madrid a comenzar la negociación para volver a la jornada semanal de 35 horas en el ámbito de la administración autonómica, una vez que el Ministerio de Hacienda ha concluido que Madrid se encuentra entre las autonomías que han cumplido su objetivo de estabilidad presupuestaria y de regla de gasto en 2018.

Así lo expone en el informe sobre el grado de cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, y de deuda pública y de la regla de gasto del ejercicio 2018. Según este documento de 28 páginas, la Comunidad de Madrid ha cumplido la regla de gasto, ya que ha registrado una variación del 0,6% (la tasa de variación permitida es del 2,4%).

De esta manera, la Comunidad de Madrid puede recuperar la jornada de 35 horas semanales según lo manifestado el pasado mes de julio de 2018 la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, que señaló que los empleados públicos podrían recuperar esta jornada laboral si así lo acordaban con las administraciones públicas en las que trabajan y siempre que éstas estén saneadas. Es decir, cuando en el ejercicio presupuestario anterior hubieran cumplido los objetivos de estabilidad y sostenibilidad financiera del déficit público, deuda pública y regla de gasto.

Tras los recortes efectuados por el Gobierno en 2011, entre los que figuraba elevar la jornada semanal de la función pública y de las empresas estatales de 35 a 37,5 horas, llegó la recuperación económica y con ella la vuelta a las 35 horas de comunidades autónomas como País Vasco y Castilla-La Mancha, entre otras, y de municipios como Madrid.

La Disposición Adicional 144ª de los Presupuestos General del Estado para 2018, establece, desde el 5 de julio de 2018, una jornada de trabajo con carácter general en el sector público de treinta y siete horas y media en promedio semanal, sin perjuicio de las jornadas especiales existentes o que, en su caso, se establezcan. La jornada prevista podrá reducirse, previa negociación colectiva, para los funcionarios públicos de las comunidades autónomas que hayan cumplido con el objetivo de déficit.

Así, cada Administración Pública podrá establecer en sus calendarios laborales, previa negociación colectiva, otras jornadas ordinarias de trabajo distintas de la establecida con carácter general, o un reparto anual de la jornada en atención a las particularidades de cada función, tarea y ámbito sectorial, atendiendo en especial al tipo de jornada o a las jornadas a turnos, nocturnas o especialmente penosas, siempre y cuando en el ejercicio presupuestario anterior se hubieran cumplido los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y la regla de gasto.

Por todo ello, CSIF insta a los partidos políticos que se presentan a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo a posicionarse para que los empleados públicos de la región sepan quién está dispuesto y quién no a volver a la jornada semanal de 35 horas en el ámbito público de la Comunidad. Asimismo, pide al Gobierno autonómico en funciones, presidido por Pedro Rollán, que inicie las negociaciones con los sindicatos para recuperar las 35 horas.