CSIF pide al Ayuntamiento de Madrid que revise su sistema de notificaciones
-No solo se trata de avisos por multas, sino que también afecta a casos de notificaciones a empleados municipales
-La empresa responsable ha sido denunciada por irregularidades en las entregas de correspondencia
10 de Junio de 2022
CSIF pide al Ayuntamiento de Madrid que revise su sistema de notificaciones

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, pide al Ayuntamiento de Madrid, ante las numerosas quejas e incidencias que se producen en su servicio de notificaciones, que ponga fin a las irregularidades que están teniendo lugar en las comunicaciones entre el consistorio y los ciudadanos, o con los propios empleados municipales.

Hace tiempo que el servicio postal del Ayuntamiento de Madrid está externalizado, dejando de lado a Correos. Desde entonces, las quejas han sido continuas. En concreto, es en el área de multas de tráfico donde se observan más casos irregulares en la entrega de notificaciones. Pero no el único.

Fallo en las notificaciones a los empleados municipales

CSIF quiere denunciar que no solo en las misivas del Ayuntamiento a los particulares se producen estos errores: los empleados del Consistorio también están sufriendo estos fallos.

Hace poco, un bombero del Ayuntamiento de Madrid se ha visto obligao a denunciar al Ayuntamiento por fraude en las notificaciones. Este bombero, delegado de CSIF, en 2017 sufrió un infarto durante una intervención. Tras su recuperación, solicitó al Ayuntamiento una indemnización en la que se indicaba que el consistorio no había hecho lo suficiente en prevención de riesgos laborales.

El pasado abril, el delegado de CSIF comprobó, para su sorpresa, que el Ayuntamiento no había seguido con el desarrollo de la reclamación porque no se contestó en el plazo establecido.

El problema radica en que existe un documento de abril de 2021 con el nombre del empleado municipal, un DNI que no se corresponde con el suyo y una firma que tampoco es la del reclamante.

Este documento sería, de haber sido verdadero, el “recibí” del empleado, pero en ningún momento se ha tenido constancia de esta notificación y ha sido ahora, en abril de 2022, un año después, cuando se entera de que el Ayuntamiento de Madrid le mandó una notificación y que esta consta como entregada, de manera fraudulenta, por parte de la empresa concesionaria.

Con este escenario, el empleado municipal jamás pudo recurrir al no haber sido notificado.

Está claro que la empresa adjudicataria del servicio postal del Ayuntamiento de Madrid está obrando de mala fe. Por este motivo, desde CSIF Madrid exigimos al Ayuntamiento que estudie a fondo su relación con la empresa responsable, ya que se están dando casos que no solamente afectan a multas por aparcamiento indebido exceso de velocidad, sino que se trata de asuntos de una importancia mucho mayor, siendo enorme la indefensión del ciudadano ante estas irregularidades.