CSIF Madrid exige al Ayuntamiento de Madrid que continúe ofreciendo protección a sus trabajadores
-Una Instrucción municipal de Prevención de Riesgos Laborales señala qué colectivos han de seguir llevando mascarilla de manera obligatoria
22 de Abril de 2022
CSIF Madrid exige al Ayuntamiento de Madrid que continúe ofreciendo protección a sus trabajadores

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, solicita al Ayuntamiento de Madrid que continúe suministrando equipos de protección individual (EPI) a los empleados municipales.

Tras la publicación del Real Decreto 286/2022 de 19 de abril que modifica la obligatoriedad del uso de mascarillas, el Ayuntamiento de Madrid, a través de la Subdirección General de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Madrid y sus Organismos Autónomos, ha hecho pública una Instrucción sobre las pautas de utilización de mascarillas.

Desde CSIF hemos reclamado al consistorio madrileño que a los colectivos indicados en esta Instrucción como obligados a llevar mascarilla en los ámbitos y supuestos señalados les sean suministradas mascarillas FFP2. Estos colectivos trabajan en situaciones de alto riesgo: trabajadores que emplean vehículos del SAMUR, vehículos policiales, vehículos de extinción de incendios, vehículos oficiales y cualquier otro vehículo de transporte, así como al personal de centros y establecimientos sanitarios y sociosanitarios, están expuestos a un posible contagio.

Esta misma solicitud de provisión de material de protección la hacemos también para todos aquellos trabajadores catalogados como vulnerables y que desempeñan su actividad laboral en ámbitos cerrados.

Además, al igual que se estaba actuando hasta la fecha, al resto del personal municipal

se les deberá seguir proporcionado mascarillas protectoras, ya que el Real Decreto señala la obligatoriedad del uso de las mismas en los desplazamientos in itinere y recomienda su utilización en servicios de atención al público, zonas de tránsito y situaciones donde no se puede garantizar una distancia de 1.5 metros.

No podemos olvidar que la pandemia mejora pero sigue estando presente.