CSIF denuncia "presiones" del Gobierno al SEIS
El sindicato reclama que hay “una plantilla insuficiente para asistir a una ciudadanía que ve cómo algunas de sus calles se convierten en campos de batalla”
03 de Enero de 2022

Domingo, 02 de Enero de 2022

SOCIEDAD

CSIF denuncia "presiones" del Gobierno al SEIS

Bomberos Ceuta./ FOTO ARCHIVOBomberos Ceuta./ FOTO ARCHIVO

El sindicato reclama que hay “una plantilla insuficiente para asistir a una ciudadanía que ve cómo algunas de sus calles se convierten en campos de batalla”

Desde CSIF denuncian que el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Ceuta “vuelve a recibir presiones por parte del Gobierno en general y de la Dirección General de Recursos Humanos, presiones, que hay que sumar a las que ya dé por si, recaen sobre el servicio debido al continuo e insistente vandalismo e incluso, terrorismo callejero en algunos casos generado en ciertas zonas de la ciudad por la quema continuada de coches y contenedores, sin que el Gobierno busque o de soluciones para ello”, comunican desde el sindicato.

Desde el sindicato comentan que “los responsables políticos no se preocupan de buscar soluciones para atajar el vandalismo, se preocupan de buscar y ordenar acciones que lo único que provocarían es incrementar la presión de trabajo de los bomberos”. Además, comentan que se esto provoca que se “merme” de forma considerable el servicio que se presta al ciudadano, que denuncian, está limitado e insuficiente. Para CSIF esto demuestra “una falta de profesionalidad y empatía” tanto con el servicio como con la ciudadanía que necesita la asistencia del SEIS prácticamente a diario.

A través de un comunicado han querido trasladar que la última “solución mágica” del Gobierno para mejorar el servicio, es “presionar al Jefe del SEIS para que modifique el protocolo de incendio en viviendas”, que marca el servicio mínimo de efectivos estipulado en cada guardia (actualmente 12 efectivos por turno), para minimizar dicho número a la hora de contar con el personal disponible y realizar un servicio. Este protocolo está vigente desde el 2011 que parece ser, que “ahora es un problema prioritario para el Gobierno”.

Es decir, según CSIF, “se preocupan y ocupan en modificar” ese protocolo para que “haya un número inferior de efectivos en lugar de ocuparse en dotar a la plantilla del personal necesario”, ya que, aunque declaran que “deberíamos ser 96, en la actualidad somos 85. Son “11 vacantes descubiertas desde hace años, algo inaudito que demuestra las prioridades del gobierno y lo que le importa la seguridad de sus ciudadanos”, informan desde el sindicato.

Tras una presión ejercida por el sindicato, comentan que han conseguido el inicio de unos trámites para ofertar 8 de esas 11 plazas. Sin embargo, declaran que les da la sensación “que el gobierno está retrasando y paralizando dicha oferta de plazas y aun así, debería deponer su actitud e incrementar en las 3 plazas que faltan para llegar hasta las 11 disponibles”, denuncian.

Mientras la plantilla ha estado cubierta, no han tenido ningún problema, los problemas vienen cuando, según CSIF, “no se cuida un servicio y se prefiere, por decisiones políticas, gastarse el dinero en farolas”. Recalcan que hay instalaciones como el parque de bomberos, con más de 30 años, “casi sin mantenimiento, vehículos con los mismo años y sobretodo, lo más importante, una plantilla insuficiente para asistir a una ciudadanía que ve cómo algunas de sus calles se convierten casi diariamente, en campos de batalla”.

El sindicato denuncia que todo supone cubrir la falta de efectivos con refuerzos en horas extras. “Esta presión que sufre la Jefatura supondrá sin duda un grave perjuicio para la ciudadanía y una temeridad para los Bomberos, ya que la seguridad de ambos se vería completamente afectada y comprometida”, denuncian desde CSIF.

Denuncia

“La falta de previsión de los responsables políticos de RRHH a la hora de atender y responder ante las jubilaciones del personal y la situación de 2º actividad del personal de la plantilla, ya sea por edad o por merma física, los cuales deberían ocupar puestos tan necesarios para el funcionamiento del servicio, ni siquiera figuran en los turnos aunque sí en el organigrama, y esto hace que la plantilla se vaya reduciendo sin la necesaria respuesta política, todo ello, unido al momento actual por el covid, bajas de larga duración por enfermedad, vacaciones, permisos, etc.,”

Incógnitas

“Desde CSIF nos preguntamos varias cosas, ¿por qué esta presión hoy en día y no se hizo en 2011?, ¿por qué ahora sí es un problema?, ¿porque esas presiones?, ¿querrán quitar al jefe que no accede a esas presiones y en consecuencia no modifica el mínimo?, ¿por qué no cubren las vacantes generadas?, ¿por qué no aumentan la plantilla de 96 a 106 para cubrir las vacantes de segunda actividad? Y lo que es más importante, ¿por qué se empecinan los políticos en mermar el servicio para ahorrar dinero en un servicio tan esencial para la seguridad de la ciudadanía cuando ellos mismos saben que la única solución posible es dotar del personal necesario?”