CSIF celebra la derogación del despido por absentismo, tras nuestra reunión con la ministra de Trabajo
- El Gobierno debe afrontar ahora medidas valientes que favorezcan la conciliación, el reparto de tareas y horarios más racionales
19 de Febrero de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato con presencia creciente en el sector privado, celebra la derogación del apartado d) del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores, que autorizaba a las empresas a despedir por bajas médicas justificadas.

Esta derogación se produce tras un clamor de la ciudadanía y la presión de sindicatos como CSIF que, desde su ámbito de representación abordó esta cuestión con la Ministra de Trabajo el pasado 10 de febrero, rompiendo el monopolio tradicional de CC.OO y UGT en estos asuntos.

Esta norma impedía el derecho a la protección de la salud, el derecho a la integridad física y el derecho al trabajo de las personas trabajadoras, las cuales por miedo a ser despedidas acudían en condiciones indignas a su puesto de trabajo. Además, provocaba inseguridad jurídica y sentencias contradictorias respecto a la normativa europea, en lo que se refiere a discriminación a colectivos especialmente vulnerables, como es el caso de las mujeres.

Por eso, coincidiendo con la próxima celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, desde CSIF reclamamos a este Gobierno valentía para impulsar medidas que garanticen la conciliación, el reparto de tareas y unos horarios más racionales.

También debemos incidir en garantizar estas medidas en la pequeña y mediana empresa –tejido empresarial predominante en nuestro país-. Y es que en España, la mujer es quien soporte mayor carga en los cuidados familiares y consecuentemente padezca con mayor frecuencia faltas justificadas (y no remuneradas) al trabajo. Esto se traduce en brecha salarial (las mujeres cobran al año 6.000 euros de media menos que los hombres).