CSIF EXIGE QUE SE TENGA EN CUENTA A LOS PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN
La Conferencia Sectorial de Educación vuelve a ser un fiasco al dejar todo abierto, sin certidumbres y sin ningún plan
14 de Mayo de 2020

Hoy se han reunido los responsables de las Consejerías de Educación de todas las Comunidades Autónomas con la Ministra de Educación para tratar, entre otras cuestiones, las medidas para volver a las aulas, incluso antes del 30 de junio.

En esta reunión la mayor parte de las Comunidades Autónomas han manifestado que ven inviable volver a las aulas antes del 30 de junio, pero no se ha tomado una postura común de no volver a las aulas en ninguna región, dejándolo en manos de las autonomías. El Ministerio ha comunicado que Sanidad enviará una guía para los centros educativos y a partir de ella se tomarán las medidas sanitarias para la realización de las Pruebas de acceso a la Universidad y otras pruebas finales y dejan abierta la posibilidad a las clases de apoyo de julio. Asimismo, se ha acordado la formación de un grupo de trabajo para reflexionar sobre las actuaciones pasadas y ver cómo actuar el curso que viene.

Lamentamos que una vez más se denote la ausencia de un plan global ante una situación que afecta a todos por igual en el desarrollo del derecho a la educación. La falta de liderazgo del Ministerio y la posición partidista de algunas Comunidades Autónomas para no llegar a acuerdos nos abocarán a que cada territorio tome sus decisiones, que implicarán, de nuevo, diferencias y agravios comparativos entre el profesorado de todo el Estado. Por otro lado, extraña que no se concrete en ningún caso la inversión que se necesitará para adaptar los centros a la situación sanitaria y a las necesidades del alumnado para su progresión educativa.

CSIF reitera que no existe ninguna garantía sanitaria o necesidad pedagógica para posibilitar la vuelta a las aulas antes del 30 de junio. Además, la situación del profesorado es crítica debido al estrés al que está sometido por la falta de medios, de instrucciones claras y por el exceso de burocracia que ven innecesaria. Recae en ellos toda la responsabilidad sin que, en ningún caso, vean atendidas sus necesidades y opiniones.

CSIF denuncia que esta Conferencia Sectorial se ha realizado, una vez más, sin negociación previa. Y es que hay que tener en cuenta que las decisiones que se toman en esta Conferencia pueden mermar la capacidad negociadora en las Comunidades Autónomas. Todas las medidas que acuerden tendrán que ser puestas en marcha por el profesorado, sin haber evaluado con éstos si es posible su aplicación. Además, esto afectará de manera clara a sus condiciones laborales, por lo que se sustrae a los docentes de su derecho a la negociación colectiva, como consagra la Constitución y se legisla en el Estatuto Básico del Empleado Público.

A pesar de todo, CSIF seguirá siendo la voz del profesorado y seguirá pulsando su opinión para que sea escuchada, como estamos haciendo durante esta crisis.