CSIF denuncia la lamentable situación de la sanidad pública catalana
14 de Noviembre de 2022

CSIF denuncia la lamentable situación de la sanidad pública catalana

Ayer domingo, 13 de noviembre, la sociedad se manifestaba multitudinariamente, en Madrid, en defensa de una sanidad pública y universal.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia la lamentable situación de la sanidad pública catalana que no dista de la situación de la Comunidad de Madrid.

Según CSIF Sanidad Cataluña, la situación que vivimos en nuestra comunidad autónoma es aún peor debido a:

  1. La falta de profesionales, principalmente médicos de familia, pediatras y personal de enfermería, situación que empeorará de forma vertiginosa debido a que en los próximos 4 años se jubilarán entre 6000-8000 médicos y más de 8000 profesionales de enfermería.

  1. Infrafinanciación de nuestro sistema sanitario. Estamos a la cola, de la mano con Madrid. En el presupuesto de sanidad de Catalunya, el Gobierno destina 1267 € año por habitante, en Madrid 1207€, mientras en comunidades autónomas como Asturias o el País Vasco más de 1900€.

  1. Sufrimos una privatización encubierta debido al modelo de gestión sanitario, duplicándose en número los centros privados frente a los públicos, permitiendo que un 40% de ciudadanos y ciudadanas consuman mutua privada.

  1. Aumentan las listas de espera. Catalunya es la comunidad autónoma con mayor número de pacientes en lista de espera pendientes de cirugía. Las listas de espera de pacientes pendientes de pruebas diagnósticas (106 días de media) ha empeorado con respecto a la prepandemia (80 días).

  1. Sobrecarga asistencial. Como ejemplo tenemos que la ratio enfermera/habitantes es de 6'2 enfermeras por cada 1000 habitantes. A nivel europeo esta ratio se encuentra en 8'8 enfermeras por 1000 habitantes.

  1. El colapso de los servicios de Urgencias, el cierre de camas y la falta de personal, entre otros, provoca un aumento alarmante del grado de insatisfacción de los usuarios, que deriva en agresiones al personal sanitario.

Con estos datos, CSIF Sanidad Cataluña defiende que “la sanidad pública en Cataluña está camino a la extinción. La falta de financiación ha provocado la huida de muchos profesionales de nuestro sistema y los que se quedan están agotados por la sobrecarga asistencial y el maltrato constante que recibe de la administración, con procesos de convocatorias de oposición de más de 5 años, que aún están sin resolver, y con el abuso de mandos intermedios hacia profesionales, entre otros”.